Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Decathlon abre en el puerto de Barcelona su mayor centro logístico

Barcelona consolida su vocación de gran polo logístico. Los proyectos de instalación de centros de distribución se suceden pese a la escasez de suelo tan traída y llevada por las consultoras del sector inmobiliario. La cadena francesa Decathlon inauguró ayer en el puerto de Barcelona su mayor centro logístico de Europa, que ocupará 48.000 metros cuadrados y servirá para proveer de material deportivo a 18 almacenes y a más de 400 tiendas del grupo.

El proyecto se suma a otros que se están impulsando en la misma Zona de Actividades Logísticas (ZAL) del puerto de Barcelona. La compañía logística Gefco, filial del grupo automovilístico PSA Citroën, también ha puesto en marcha un nuevo centro de distribución marítima y aérea de 4.363 metros cuadrados para cargas procedentes de Europa, Asia y América Latina, que sustituirá a cuatro pequeños almacenes.

La cervecera Damm también construye en la ZAL de Barcelona un nuevo centro logístico que concentrará las actividades de almacenaje y distribución que el producto de Estrella y Voll Damm tiene repartidas por varios almacenes del área metropolitana de Barcelona.

Pero no todas las empresas han podido desarrollar sus proyectos en Barcelona. La cooperativa de libros y productos de ocio Abacus ha decidido impulsar un centro logístico en Vilanova del Camí (Anoia) y el grupo Moldtrans anunció recientemente que construirá otro de 12.000 metros cuadrados a 20 kilómetros de la ciudad.

Por otra parte, la cadena textil Mango prepara una inversión de 360 millones de euros en Lliçà de Munt (Vallès Oriental) para la construcción de un centro logístico de 200.000 metros cuadrados.

Los responsables de Decathlon calculan que durante el año llegarán al nuevo centro unos 56 millones de artículos en más de 3.000 contenedores que viajarán en cuatro barcos semanales, lo cual supondrá un tránsito de 200 barcos al año en el puerto de Barcelona.

El presidente y consejero delegado de Decathlon, Michael d'Humieres, anunció ayer que Barcelona competía con otras ocho ciudades para albergar este centro logístico de ámbito intercontinental y explicó que en su elección pesó mucho su ubicación y la proyección de futuro del puerto barcelonés. "La situación de Barcelona es perfecta", añadió.

La compañía ha contado con el apoyo de la empresa Cilsa (Centro Intermodal de Logística), que ha desembolsado la mayor parte de la inversión, puesto que de los 33 millones, Decathlon ha aportado cinco millones y ha alquilado los terrenos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de mayo de 2008