Ibarretxe: "El problema es no conocer qué quieren los vascos"

EHAK decidió a última hora no acudir al foro ciudadano

La experiencia de los foros de participación ciudadana denominada Konpondu, impulsadas desde la Presidencia vasca y la asociación de municipios Eudel, sirvió ayer para apoyar el discurso del lehendakari en favor de dar la palabra a la sociedad vasca. El propio Juan José Ibarretxe, que encabezó uno de los 15 grupos de discusión reunidos ayer en la sala noble del Museo de Bellas Artes de Bilbao, dejó claro que es en este tipo de experiencias novedosas donde está el futuro para encontrar la paz y la "normalización política". Y no "mirando hacia atrás y haciendo siempre lo mismo", subrayó.

Para el lehendakari "el problema no está en conocer lo que quiere la sociedad vasca. El auténtico problema sería no conocerlo". En la exposición del trabajo realizado en los diferentes grupos, las ideas del diálogo, consultar a la sociedad, la no exclusión política, el rechazo de la violencia y la participación de los ciudadanos se fueron repitiendo en las intervenciones de los dinamizadores. "Si nosotros, entre diferentes, podemos hablar y llegar a acuerdos, por qué los políticos no podéis", fue uno de los reproches más escuchados por los políticos. En la experiencia también participaron otros políticos como Joseba Egibar, Joseba Azkarraga, Javier Madrazo, Miren Azkarate o Rafael Larreina, o el presidente de Eudel, Jokin Bildarratz.

Segundo informe

Con todo el material de debate, los expertos de la Universidad de Columbia que están trabajando con el lehendakari realizarán para el verano un segundo informe de conclusiones que, posteriormente, entregarán a los partidos. En cualquier caso, Ibarretxe acogió esta experiencia de "democracia participativa" como el camino a seguir. "Sea yo u otro el lehendakari", apuntó, una idea, la de su marcha de la política, que no está en discusión en estos momentos en el PNV, cuya dirección ve a Ibarretxe como un "activo político" y su próximo candidato.

Los dos representantes de EHAK designados para participar en el debate se quedaron compuestos con sus papeles preparados y la orden final de no acudir. El motivo aducido fue que no quieren contribuir al "lavado de imagen" de Ibarretxe. Ayer, el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, calificó de decepcionantes las palabras de la víspera del presidente Zapatero. "Aunque se empeñen en presentar la iniciativa política del PNV como una aventura o algo lejano a los intereses de la ciudadanía vasca, es justo lo contrario. Queremos que el autogobierno vasco tenga el máximo de resortes y competencias para garantizar que desde Euskadi, desde sus Instituciones y desde el empuje de nuestro tejido socioeconómico y laboral, podemos hacer frente a los desafíos del futuro", resaltó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS