Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El último genérico

La denominación Tom Tom se extiende como instrumento de navegación

Desde la aspirina, la casera o el kleenex, no se había registrado un fenómeno como el de Tom Tom por el que una marca termina convirtiéndose en la denominación de un producto. En este caso, ser uno de los primeros fabricantes, un nombre sencillo fácilmente asociable al necesitado de orientación y una apuesta clara de la empresa han conseguido uno de los sueños de cualquier departamento de marketing de una multinacional.

Para Nuno Gomes de Acevedo, director general de Tom Tom en España, las claves están en que se trata de un producto muy sencillo y con un manejo muy intuitivo, sin olvidar tampoco las importantes inversiones realizadas por la empresa durante los últimos años.

Una empresa cuya facturación ha pasado de ocho a 1.737 millones de euros durante el último lustro y para este año espera superar los 2.000 millones. "Somos una compañía muy comercial y muy flexible. Donde vemos una oportunidad, vamos a por ella", señala Gomes de Acevedo. Han vendido más de 15 millones de dispositivos en todo el mundo y acaparan el 50% del mercado europeo de navegación portátil y el 25% en EE UU.

En España han alcanzado una penetración del 8%, inferior al 13% de media europea, lo que supone una importante capacidad de crecimiento. A finales del año pasado se habían vendido 1,2 millones de navegadores portátiles y este año esperan alcanzar el millón y medio a pesar de que los precios "no pueden bajar mucho más por el elevado precio de los materiales y el coste de los servicios de valor añadido que se ofrece", señala Gomes de Acevedo.

El responsable de Tom Tom en España destaca también la calidad de la demanda, que se inclina por productos de la gama alta o intermedia: el 45% de las ventas son productos que superan los 200 euros.

De momento no tienen miedo a la incorporación de estas tecnologías en los móviles, y por el contrario se muestran muy optimistas con su oferta de recorridos en tiempo real gracias a un acuerdo con Vodafone que les permite incorporar información sobre el tráfico.

Además, están pendientes del permiso comunitario a la OPA lanzada el pasado verano sobre la empresa de cartografía digital, Tele Atlas, por 1.800 millones de euros. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de mayo de 2008