Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La venta de vehículos de gama alta acusa la crisis

Los todoterreno sufren las mayores caídas en los primeros meses del año

Nadie se salva de la crisis. Al menos en el sector de la automoción. Si las ventas de turismos, de forma global, ceden un 11,9% en los cuatro primeros meses del año, los coches de gama alta sufren caídas mucho más espectaculares. Tan sólo los modelos de turismos denominados micro, con un aumento del 3% en las ventas, y de los modelos de gama medio-baja, con un aumento del 0,5%, se salvan de las cifras negativas en el primer cuatrimestre.

El cambio de fiscalidad que entró en vigor en enero pasado para penalizar más a los coches de gama alta (los más contaminantes) ha frenado las ventas de estos modelos. Pero, sobre todo, han sido los nubarrones de crisis los que han hecho estragos en un sector que suele ser un fiel test del consumo de las familias. Así lo ven los fabricantes, sabedores de que el sector de la automoción circula de forma paralela a la curva del ciclo económico.

En los últimos años, con una fuerte expansión económica, se han disparado las ventas de los todoterreno, con subidas anuales acumulativas cercanas al 15%. Con la bonanza económica, las ciudades españolas se han inundado de estos vehículos en los últimos años. Ahora las ventas de estos modelos han frenado en seco. Hasta abril, las ventas del todoterreno del modelo más pequeño cayeron el 14,4%; las del medio el 28,7%; las del grande cayeron un 48% y las del modelo todoterreno de lujo lo hicieron un 38%.

Coches de moda

Además, los monovolúmenes, vehículos de moda también en los últimos años, vieron frenadas sus ventas hasta abril, el 17,5% el pequeño y el 47,7% el grande. Según los datos de los fabricantes, los turismos calificados de deportivos cedieron el 8,3% sus ventas, los modelos ejecutivos lo hicieron un 29,4% y los turismos denominados de lujo bajaron sus ventas el 45,3%.

Si los turismos de lujo se han dejado las ruedas en el asfalto por su gran frenada, los coches de superlujo han vivido la misma experiencia, pero acrecentada. Se trata de coches de superlujo o de capricho cuyas ventas en unidades son muy limitadas por su altísimo precio.

En este segmento de los clientes más poderosos las caídas son también son muy altas. Con dos excepciones: el Maserati deportivo alto, que vendió 31 unidades hasta abril frente a las 10 unidades de igual periodo del año anterior, y el Lamborghini que vendió cinco unidades frente a las cuatro de igual periodo de 2007. El resto de los modelos para multimillonarios han registrado fuertes caídas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de mayo de 2008