El Gobierno veta los parques eólicos marinos en el Estrecho

Medio Ambiente amplía la zona protegida por las aves migratorias

No habrá parques eólicos marinos frente a Zahara o Barbate. A petición de la Junta, el Gobierno ha ampliado la zona de exclusión para instalar molinos en el mar a todo el Estrecho: desde Algeciras a Trafalgar. Hasta ahora, la limitación acababa en el cabo Camarinal, y gracias a esta ampliación, las costas gaditanas de Barbate, Zahara de los Atunes y Caños de Meca quedarán libres de molinos en el horizonte.

En diciembre pasado, el Gobierno presentó el Estudio del litoral español para la instalación de parques eólicos marinos, en el que señalaba las zonas que sacaría a subasta entre las eléctricas. La más codiciada es el Estrecho, donde ya hay proyectos para parques eólicos frente a Trafalgar. El documento inicial prohibía los molinos entre Algeciras y Camarinal.

Durante la tramitación ambiental del proyecto, la Junta solicitó "la consideración de la zona de paso del Estrecho como zona importante para las aves marinas y migratorias" y que se ampliara la zona de exclusión para proteger a las aves.

El pasado 5 de marzo, los ministerios de Medio Ambiente, Industria y Agricultura y Pesca firmaron la memoria ambiental del proyecto que "amplía la zona de exclusión en el paso del Estrecho por su importancia para las aves migratorias hasta la línea imaginaria entre los cabos de Trafalgar y Espartel (en África). Esta decisión se respalda en estudios realizados en la zona desde hace más de 30 años". Marina Mercante también había pedido esta ampliación para garantizar el tráfico marítimo en el Estrecho.

La decisión supone que Barbate, Zahara o Caños de Meca se quedarán sin molinos. Las aves han permitido salvar el escollo mayúsculo de la oposición de pescadores y del sector turístico a los parques eólicos marinos.

El veto puede reducir algunos de los proyectos ya avanzados frente a Trafalgar, donde eléctricas como Acciona han pedido ya instalar molinos. La inversión y el mantenimiento para los parques en el mar es el doble que en tierra. Pero a cambio, los molinos en el mar producen entre un 30% y un 80% más electricidad -ya que el viento en el mar es más constante y más fuerte- y la prima por electricidad producida es el doble. Industria afirma que está a punto de abrir el plazo para presentar proyectos, pero las obras no empezarán antes de un año y medio.

El Estrecho es una de las principales rutas de migración de aves entre Europa y África. El investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas Miguel Ferrer considera acertada la decisión: "Aún no conocemos bien los impactos de los parques en el mar sobre las aves y es mejor ser prudente".

Lo curioso es que en tierra, junto a la misma playa de Zahara y en el Estrecho hay ya parques eólicos. El Gobierno limita la instalación de parques eólicos a menos de ocho kilómetros del litoral para proteger el paisaje, pero advierte de que no se puede excluir que alguno no se pueda instalar más cerca de la línea de costa, siempre que cuente con un estudio sobre el impacto visual de los aerogeneradores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 09 de mayo de 2008.

Lo más visto en...

Top 50