Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:HABITACIONES

Ventanales sobre la costa guipuzcoana

Construido sobre las ruinas de un antiguo caserío vasco, este nuevo hotel abierto en agosto pasado mezcla la familiaridad característica de un hotel rural con la sofisticación de un cuatro estrellas. Ubicado a dos kilómetros de Getaria, pueblo pesquero de la costa vasca, el edificio, proyectado por Marina Lertxundi, respeta la arquitectura tradicional de la zona y busca integrarse en valle de Azkizu.

En el área de la piscina, tumbonas de diseño contrastan con el muro de piedra preservado de la construcción preexistente. El proyecto de decoración, ideado por el interiorista vasco Daniel Rotaeche, combina tonos crudos, muebles con aires afrancesados y antigüedades. Distribuidas en dos plantas, cada una de las ocho habitaciones y suites se diferencian entre ellas por sus telas, su mobiliario y ambientación. Las estancias se han denominado con lugares de referencia de la zona guipuzcoana, como Orio, Igeldo, Azkizu...

A pesar de ser distintas, las habitaciones tienen algo en común: vistas interesantes. Desde los ventanales panorámicos se puede observar, dependiendo de la localización de la estancia, la costa vasca o el monte de San Antón, conocido como Ratón de Getaria por sus formas. El hotel está ubicado en una región rodeada de viñedos de chacolí, a 20 kilómetros de San Sebastián y a 60 de Bilbao, destinado sobre todo a turistas que están descubriendo la costa de Guipúzcoa y la famosa gastronomía de la región, o que siguen hacia territorio francés, ya que Biarritz se encuentra a una hora de Getaria.

LA POSADA DEL BACHILLER (943 89 61 34, www.hoteliturregi.com). Barrio Azkizu, Getaria, Guipúzcoa. Precio: desde 150 euros la habitación doble(617 82 53 70). Eras de en Medio, s/n. Aragoncillo (Guadalajara). 75 euros diarios por casa el fin de semana

Descanso activo

UBICADA A LAS afueras de Aragoncillo (Guadalajara), a 180 kilómetros de Madrid, La Posada del Bachiller es un destino recomendable para quien busca descanso total y para los que desean aventurarse en actividades de naturaleza por la zona. Seis apartamentos con salón-comedor, cocina, baño, dormitorio y entrada individual. Desde la posada se puede ir en coche, o hacer paseos a pie, en bicicleta o a caballo, hasta el parque natural del Alto Tajo, a menos de 10 kilómetros..

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de mayo de 2008

Más información