Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La fiesta de los trabajadores

Casi tantos extranjeros como locales en Barcelona

Son el colectivo más perjudicado por la crisis inmobiliaria y de la construcción, y ayer estuvieron en la calle para manifestarse por un Trabajo digno, en todas partes y para todos. En la marcha conjunta de UGT y CC OO del Día del Trabajo de Barcelona hubo multitud de inmigrantes, casi tantos como locales. El ministro de Empleo e Inmigración, Celestino Corbacho, aseguró en un aperitivo posterior a la marcha que compartía la "preocupación de los sindicatos" para buscar "alternativas a las personas desempleadas" del sector de la construcción.

Los inmigrantes que acudieron a la manifestación de Barcelona -a la que fueron 30.000 personas según los organizadores, y 3.500 de acuerdo con la Guardia Urbana- reclamaron su derecho a votar. No obstante, también marcharon junto a ciudadanos autóctonos para pedir mejoras para los trabajadores de geriátricos o denunciar las consecuencias del parón de la construcción.

El secretario general del sindicato CC OO en Cataluña, Joan Coscubiela, reclamó que los trabajadores no "paguen los platos rotos" de la "bacanal de beneficios" empresariales de los últimos años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de mayo de 2008