Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La guardería de Vicálvaro dejará de marginar a padres no católicos

Para entrar en la escuela infantil Cristo de la Guía (Vicálvaro) ya no puntuará estar bautizado, tener hermanos en catequesis ni ser hijo de padres casados por la Iglesia, hecho del que informó EL PAÍS en su edición de ayer. Un inspector de la Consejería de Educación acudió al centro concertado para revisar los requisitos de admisión. La escuela infantil había decidido que el punto de libre asignación, clave para posibles desempates, lo conseguiría la familia que pudiera certificar "una clara vivencia de la fe".

Pero los centros para alumnos menores de tres años ni siquiera pueden aplicar esa baremación. El consejo escolar del centro, financiado con fondos públicos, resolvió ayer retirar el polémico requisito, según un portavoz de Educación, que no especificó cuántas familias presentaron el certificado de bautismo o de matrimonio religioso. El plazo de admisión de solicitudes para el primer ciclo de escuelas infantiles concluye hoy. Educación tampoco aclaró si ese plazo se ampliará en la guardería Cristo de la Guía por este asunto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de abril de 2008