Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
marcas

Nuevo medio, nuevo público

El cortometraje navideño de Freixenet alcanzó las 900.000 visitas en la página web y más de 300.000 en YouTube, un 30% de ellas de fuera de España, aunque dejó despistado a buena parte del público y toda esa parte de mercado, de clientes habituales, que nunca pone los pies en Internet. Le ha abierto las puertas, no obstante, a un público nuevo, rejuvenecido, exactamente el mismo consumidor que quiere captar un sector del cava con dificultades para crecer dentro de España. Un nuevo público que, según Pedro Bonet, "nos ve con nuevos atributos de credibilidad, relacionados con la cultura".

La factura de Scorsese no ha cambiado ostensiblemente respecto a la que Freixenet pagaba antes, ya que los anuncios en televisión son ahora mucho más cortos. Eso es al menos lo que dicen desde la compañía, pero Freixenet siempre se ha encerrado en el mutismo respecto al presupuesto de la campaña publicitaria navideña.

Ahora, la empresa quiere repetir experiencia. Lo que tiene, de momento, es a miles -y miles- de treintañeros internautas que claman por su cineasta favorito: los hay que imaginan las extravagancias que podría inventar Almodóvar en torno a un brindis, o los que ya están rendidos a la inquietante atmósfera de Lynch. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de abril de 2008