Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PUBLICACIONES

La Enciclopedia Británica abre sus archivos a los autores de 'blogs' que podrán ofrecer artículos a sus lectores

La Enciclopedia Británica, que sólo es accesible en la Red a los suscriptores, ha decidido abrir parcialmente sus contenidos a los internauta. Los responsables de un blog o página web podrán inscribirse gratuitamente a un nuevo servicio de la enciclopedia que les permitirá ofrecer a sus lectores enlaces gratuitos a artículos de la enciclopedia.

El servicio se llama Britannica WebShare. Cualquiera que sea eltitular de un blog o un sitio en Internet puede solicitar la suscripción gratuita. La enciclopedia se reserva el derecho de admitirlo o no.

El criterio fundamental, según esplican en su página, es que el sitio sea activo y renueve periódicamente sus contenidos. Esta cautela se hace para evitar una avalancha de suscripciones gratuitas de cualquiera que tenga un blog.

Una vez aceptada la petición, el responsable de la página podrá ofrecer enlaces a determinados artículos de la enciclopedia en función de la materia que trata en su sitio. La consulta del artículo se hace a través de un widget, una ventana flotante.

Competir con Wikipedia

La Enciclopedia Británica ha tenido una política oscilante en Internet. Actualmente se accede a sus artículos por suscripción (70 dólares al año). El paso dado ahora se explica como una reacción a la existencia de Wikipedia, enciclopedia de acceso libre y editada por los propios internautas.

Por cada consulta telemática a la Enciclopedia Británica, Wikipedia recibe 184. Es decir, mientras la primera tiene un promedio de 3,8 millones de visitas en un mes, Wikipedia alcanza 21 millones de lectores en el mismo periodo de tiempo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de abril de 2008