Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

7.31: única llamada a los bomberos

El servicio de extinción tardó cuatro minutos en llegar a la casa de Écija

El teléfono del parque de bomberos de Écija sonó el domingo a las 7.31. Un vecino de la localidad llamaba para alertar sobre un incendio en una casa adosada de la calle Haya. Según consta en el informe firmado por el oficial jefe operativo del Sepei (Servicios Especiales y de Prevención y Extinción de Incendios) de Sevilla, ésta fue la primera y única llamada que recibieron los servicios de extinción para alertar del fuego que costó la vida a seis miembros de una familia.

El teléfono del parque de bomberos de Écija sonó el domingo a las 7.31. Un vecino de la localidad llamaba para alertar sobre un incendio en una casa adosada de la calle Haya. Según consta en el informe firmado por el oficial jefe operativo del Sepei (Servicios Especiales y de Prevención y Extinción de Incendios) de Sevilla, ésta fue la primera y única llamada que recibieron los servicios de extinción para alertar del fuego que costó la vida a seis miembros de una familia.

Después de que el domingo a mediodía un grupo de vecinos de las víctimas atacara los vehículos de los bomberos, a los que acusan de haber llegado tarde y mal preparados para actuar en el siniestro, varios allegados de los fallecidos insistieron ayer en que el primer camión de extinción de incendios llegó "entre 35 y 40 minutos" después de que se requiriera su intervención.

El informe de los hechos firmado por el oficial jefe provincial concluye, sin embargo, que la actuación de los bomberos de Écija fue "correcta y eficiente", que respondieron "inmediatamente" ante la primera llamada de alerta, que la vivienda "carecía de cualquier medida de prevención de incendios" y que "las dificultades de acceso o escape" de la casa (que tenía rejas en todas las ventanas) "dificultaron la salida de las víctimas y el acceso de los bomberos".

En las conclusiones del informe, el oficial jefe hace también un diagnóstico sobre el tiempo transcurrido desde que se inició el fuego (en una estufa situada en la planta baja, según las primeras investigaciones) hasta que se avisó a los bomberos: "El desarrollo del incendio que se observa cuando llegan los bomberos hace suponer que el incendio llevaba bastante tiempo iniciado" cuando llegaron los efectivos. Tomás Gallo, el jefe operativo del Sepei de Sevilla, cifró ayer en "al menos 25 minutos" este margen de tiempo, "a juzgar por la carga térmica y los daños en la estructura que tenía la casa".

Según el informe oficial, remitido a la Diputación y al Ayuntamiento, cuando se recibió la llamada se encontraban de servicios tres bomberos y un cabo. Los cuatro se desplazaron a la vivienda con una Bomba Urbana Ligera (BUL) cargada con 2.000 litros de agua, una bomba de alta presión y dos mangueras de 25 milímetros "las adecuadas para este tipo de intervenciones", según el escrito firmado por el oficial jefe.

Mientras salían hacia la casa, el cabo de guardia informó al parque central de la Diputación de Sevilla de que se dirigían al siniestro. Fue la primera noticia que tuvo la sede central de los bomberos sobre el incendio de Écija. La segunda llegó tres minutos después desde el teléfono de emergencias 112, gestionado por la Junta de Andalucía, al que había llamado otro vecino de Écija.

Según el 112, ellos recibieron el aviso a las 7.35 y alertaron a la Policía Local, el 061 y los Bomberos. El parte del servicio de emergencias recoge que a las 7.38 ellos habían alertado a los tres cuerpos y que al llamar a la Policía municipal le respondieron que ya había una patrulla en el lugar. Para entonces, según el informe oficial, los bomberos ya estaban también en la vivienda. "Desde la salida del parque hasta la primera intervención transcurrieron cuatro minutos", recoge el informe, que sitúa "sobre las 7.36" la llegada de los bomberos a la casa.

La cronología de la intervención registra una nueva llamada a esa misma hora. En esta ocasión es el operador del parque central de bomberos de Sevilla el que llama a la Policía Local para recopilar información sobre el siniestro. "Ésta informa que están actuando los bomberos de Écija y que estos estiman que tienen suficientes medios y que no necesitan ayuda", recoge el informe.

Cuando los bomberos llegaron a la casa se encontraron la puerta "parcialmente abierta". Los primeros indicios de la investigación apuntan a que fueron los vecinos los que la abrieron para intentar auxiliar a las víctimas. La puerta abierta permitió que entrara oxígeno en la casa, lo que, según explicó el jefe operativo del Sepei de Sevilla, favoreció la propagación del fuego.

No obstante, esa puerta se convirtió en el único acceso a la vivienda porque las ventanas estaban blindadas con rejas. El jefe operativo describe en su informe la escena con la que se encontraron los bomberos: "La vivienda se encuentra completamente llena de humo y llamas, está en el siniestro la Policía Local. En ese instante dos bomberos completamente equipados acceden a la vivienda intentando rebajar la carga de fuego en la planta baja para intentar acceder a la planta superior, donde según los vecinos se encuentran personas atrapadas. Otro bombero intenta extinguir desde el exterior por una ventana de la planta superior".

El cabo avisó entonces a otros tres bomberos de Écija para que se sumaran a la intervención "aún estando ya controlada la situación al ser imposible la propagación a otras viviendas". Estos agentes llegaron con un vehículo cargado de 8.000 litros de agua y ayudaron en las labores de ventilación, refrigeración y extinción de los focos de llamas que quedaban. "Posteriormente se solicita apoyo de un vehículo auxiliar con botellas de reserva de aire. Al mejorar las condiciones de visibilidad y completando la búsqueda de personas se localizan seis cadáveres", explica el jefe de los bomberos en su informe.

Los cadáveres de las seis víctimas fueron trasladados ayer a un tanatorio de Sevilla desde el instituto anatómico forense, donde se le practicaron las autopsias y análisis de ADN para garantizar la identificación de los cuerpos, que quedaron carbonizados por las llamas.

Cronología de una emergencia

- Llamada a los bomberos.

7.31. El parque de bomberos de Écija recibe el aviso de un vecino sobre un fuego en la calle Haya.

7.36. El parque central de Sevilla llama a la Policía Local para recopilar información. Le dicen que los bomberos de Écija ya están en la casa siniestrada.

- Llamada al 112.

7.35. Reciben una llamada de un vecino avisando del fuego.

7.38. Los servicios de emergencias ya han avisado a la Policía Local, los bomberos y el 061.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de abril de 2008

Más información