LA CALLE | En la 'web'Columna
i

Saló Rosa

El Parlament de Catalunya anda estos días sobresaltado. No se trata de un proyecto de ley atravesado. En la catosfera ha aparecido un blog, Saló Rosa (http://salorosa.wordpress.com/), que se dedica al repaso pormenorizado de la estética que pasean sus señorías. Lo que más desasosiega es que sus autores, desconocidos, no son visitantes esporádicos del recinto. Lo habitan y tienen tiempo para desmenuzar los andares de los pobladores del Parlament.

La última entrada analiza cómo visten los diputados y la concordancia de su estilo con la ideología que representan. Y lo peor es que anuncian monográficos sobre los peinados, los perfumes y uno, muy especial, sobre los calcetines. Las primeras conclusiones de este equipo de estudiosos no son muy optimistas. El nivel medio estético del Parlament no está a la altura de la dignidad de la institución y, segunda conclusión, las apariencias no engañan: todos son como parecen o parecen lo que son.

Esta dejadez en el porte, teorizan los de Saló Rosa, no tiene ninguna justificación porque con el sueldo que ganan los diputados se podrían permitir un armario con diseños de apellido. En sus conclusiones afirman que el diputado convergente es el más elegante, algo no muy difícil dada la miseria del contexto. No arriesga. Dominan los vestidos grises y las corbatas tristes, aunque hay una alarmarte ausencia de las mismas. "Podrien ser els comerciants d'una empresa d'electrodomèstics", comentan.

Los diputados socialistas, siempre según la semiótica de Saló Rosa, parecen avergonzarse de su condición de diputado. Americana de pana, pantalones de hilo, camisa por fuera... "La majoria semblen miners gal·lesos vestits per anar a missa de diumenge". Los diputados de Esquerra son adictos a Inditex, Dutti...Tienen evidentes dificultades para combinar los zapatos con el vestido. El uniforme del PP se acerca al convergente, pero más sobrio. Lo peor son los gemelos dorados que lucen algunos. Por su parte, los ecosocialistas se acercan al estilo PSC, pero con dos diferencias: utilizan una o dos tallas más de lo que sería aconsejable y son capaces de repetir un modelo hasta cuatro años, "suposem que per a practicar els principis sostenibles". La estética de Ciutadans es discreta, funcionarial, un tanto casposa.

De momento, Luis Postigo y Montserrat Nebrera son los favoritos de los petronios de Saló Rosa. Total, un escrutinio divertido, malicioso, saludable.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 20 de abril de 2008.