Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El control de los fondos públicos

Azkuna: "No fastidiemos al museo porque un chorizo se lleva dinero"

El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, entró ayer en la polémica sobre el desfalco descubierto en el Guggenheim, el emblema más evidente e internacional de la ciudad que dirige. El Ayuntamiento es socio de la Inmobiliaria que es dueña del edificio del museo junto con el Gobierno vasco y la Diputación de Vizcaya. El Ejecutivo foral es la única de las tres instituciones que participan en las dos sociedades de las que el ex director financiero de la pinacoteca sacó el dinero (la Inmobiliaria y la Tenedora de la colección de arte) que aún no se ha pronunciado públicamente sobre lo ocurrido.

Azkuna aprovechó un acto en Mercabilbao para elogiar la "celeridad" con la que ha sido despedido y denunciado judicialmente el ex director financiero Roberto Cearsolo, al que llamó "ladrón".

"A los ladrones hay que quitarles de en medio, pero no se puede ahora hacer una tragedia del Guggenheim, porque sigue siendo un elemento extraordinario para el desarrollo de Bilbao. Que entre unos y otros no la fastidiemos ahora, fastidiando al Guggenheim, porque un chorizo se ha llevado un dinero", enfatizó el primer edil, informa Efe.

Azkuna recordó las auditorías del Tribunal Vasco de Cuentas, pero adujo que no se descubrió el desfalco porque el propio Cearsolo daba a los auditores "los papeles que le interesaban. Chorizo era, pero tonto no". El primer edil informó el jueves a la Junta de Portavoces del consistorio de los detalles que conoce sobre el desfalco confeso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de abril de 2008