Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSOE y PP desbloquean la renovación del Poder Judicial

Bermejo se incorpora hoy para negociar reformas legales

Las apelaciones al consenso en el inicio de la legislatura parlamentaria chocaron ayer con la lógica y los intereses de los partidos. No hay acuerdos pero, al menos se ha conseguido que se desbloquee la negociación para renovar el Consejo General del Poder Judicial.

Representantes del PSOE y del PP se reunieron ayer en el Congreso durante más de seis horas para intentar pactar la reorganización de la Cámara, el reparto de las presidencias de las comisiones parlamentarias y la renovación del Consejo General del Poder Judicial, pendiente desde hace 16 meses. No hay ningún acuerdo cerrado, pero ambas partes aseguran que hay avances y que, en todo caso, seguirán hoy la reunión.

Los socialistas, dispuestos a conceder cuatro presidencias de comisión

Por el PSOE acudieron José Antonio Alonso y Ramón Jáuregui y por el PP Soraya Saénz de Santamaría y José Luis Ayllón. Los cuatro estudiaron la distribución de las presidencias de las comisiones, asunto fundamental para los dos partidos porque les permite situar a ex altos cargos y dirigentes cualificados. Las presidencias llevan aparejadas salarios más elevados y coche oficial. En el caso del Partido Popular, puede permitirle satisfacer a diputados descontentos con la actual dirección.

En todas las legislaturas, incluso las de mayorías absolutas, hay dos presidencias que siempre han correspondido al principal partido de la oposición: la de control de RTVE y la de Presupuestos. En la anterior legislatura, el PP presidió cuatro comisiones, las dos citadas, la de seguimiento del Pacto de Toledo y la de la Unión Europea. En ésta aspiraba a cinco, por considerar que le corresponde por el aumento de sus diputados.

El PSOE mantenía de inicio que no podía ceder más de tres presidencias. Sin embargo, para facilitar el acuerdo, estaría dispuesto a llegar a cuatro.

Ese acuerdo no está cerrado y forma parte de la negociación global que continuará hoy.

La discusión incluye también la modificación de la estructura del Congreso, para adaptarla a la del nuevo Gobierno, creando comisiones que se corresponden con los ministerios. Por ejemplo, habrá una Comisión de Igualdad que sustituirá a la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer y de la Igualdad de Oportunidades.

La negociación más complicada es la de la renovación global del Poder Judicial y la parcial del Tribunal Constitucional.

En 16 meses no fue posible alcanzar el necesario acuerdo sobre el Poder Judicial, que se mantiene en funciones desde entonces. Ayer, al menos, se logró desbloquear esa negociación, que continuará hoy.

A la reunión se incorporó por la tarde el portavoz de Justicia del PP, Ignacio Astarloa, el único de los presentes que participó con un papel destacado en el final abrupto de las conversaciones en la anterior legislatura.

Hoy, además, se sumará a la negociación el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo. Su presencia supone en sí mismo un significativo avance, al ser aceptado como interlocutor por el PP. Los populares exigieron su participación para que exponga y negocie las reformas legales que pretende impulsar esta legislatura, dentro de un pacto global sobre la Justicia.

En este asunto, el principal escollo es que el PSOE rechaza la pretensión del PP de designar nueve vocales, número que le permite tener mayoría de bloqueo en las grandes decisiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de abril de 2008