Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fagor invertirá en cuatro plantas más de 40 millones de euros

El grupo Fagor Electrodomésticos anunció ayer que este año abordará inversiones por más de 40 millones de euros en cuatro nuevas plantas, en todas las cuales irá de la mano de otra firma en sociedades mixtas. Sus objetivos son el País Vasco, China y Rusia. En Euskadi, Fagor tiene previsto poner en marcha en Guipúzcoa una planta de fabricación de equipos de microgeneración, que se distribuirán en el mercado europeo. El socio de Fagor es Whisper Tech, filial de Meridian Energy. El sistema prevé la generación de calor de calefacción y energía eléctrica para el hogar con gas. En una primera fase está previsto que trabajen 50 personas y en un año llegar a 120. La planta estará operativa el próximo invierno. La inversión será de más de 10 millones de euros.

En Rusia, con una inversión ya realizada y aún abierta de nueve millones de euros, y en asociación con la mexicana Mabe al 50%, se pondrá en marcha una planta de montaje de aparatos del hogar para la venta en la propia Rusia. Mabe registró unas ventas en 2007 de 3.700 millones de dólares.

China recibirá dos de los otros proyectos de inversión: una planta de calderas y otra de calentadores. Las dos se montarán en la zona de Shanghai. La empresa estadounidense Aosmith Gas Appliance será el socio en la planta de calderas, con una participación del 50% y una inversión de 10 millones cada socio. También en China, Fagor Electrodomésticos, junto con el grupo Vaillant, han llegado a un acuerdo con el fabricante chino de componentes PTC para crear una empresa mixta de calentadores de gas de bajo coste, dirigidos fundamentalmente a los mercados de Europa del Este, Rusia y Ucrania fundamentalmente. La inversión ascenderá a siete millones.

El grupo cerró 2007 con una facturación de 1.753 millones de euros y un beneficio después de impuestos de 13,4 millones. Su previsión es crecer un 4,5% este año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de abril de 2008