Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez multa a Vigo por no derribar una casa ilegal

El juez José Manuel López Casanova ha impuesto una multa de 1.200 euros a la gerenta de Urbanismo del Ayuntamiento de Vigo y la advertencia de que tomará medidas penales si no derriba una vivienda ilegal construida en la zona de Sampaio. Se trata de una pequeña casa donde de Manuel Dasilva Rivas vive con su familia desde hace años. Los afectados han recibido la solidaridad y el apoyo de toda la parroquia, en movilizaciones de protesta que impidieron hasta ahora las ejecuciones de demolición ordenadas por el juez.

El titular del Juzgado de lo Contencioso número 2 de Pontevedra afirma que la actuación del Ayuntamiento de Vigo "no ha sido la correcta". El juez acusa a los responsables de Urbanismo de haber generado falsas expectativas a los demandados, así como de haber dilatado el proceso.

Si por un motín vecinal no se puede ejecutar una sentencia "estaríamos ante una quiebra del Estado de derecho", señala el juez López Casanova.

El caso arrancó en el año 2003 con una denuncia de una vecina, Araceli Rodríguez Mancebo, quien ha ganado todos los pleitos para pedir el derribo de la vivienda ilegal, incluso en el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia. Sin embargo, el Ayuntamiento de Vigo considera que la vivienda podrá ser legalizada cuando entre en vigor el nuevo Plan de Urbanismo. La Gerencia de Urbanismo ha entendido, hasta ahora, que existe justificación política para no derribar una humilde vivienda de trabajadores, ya que existen más de 12 órdenes de derribo en Vigo para grandes edificios y urbanizaciones de chalés que los tribunales no han ordenado ejecutar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de abril de 2008