Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Roca recobra la libertad y cuestiona la investigación

El juez apela a su independencia frente a las críticas por la decisión

Un pitido del fax del Juzgado número 5 de Marbella alertó a las 11.48 de ayer de que Juan Antonio Roca, el principal imputado del caso Malaya, estaba a un paso de la calle. La máquina imprimió una copia del resguardo de ingreso de un millón de euros en la cuenta del juzgado. La secretaria comprobó que el dinero estaba en el banco y añadió el papel a los más de 60.000 folios que contiene el sumario de la mayor trama de corrupción investigada en España. Hechas las comprobaciones, el juez instructor, Óscar Pérez, redactó un auto de puesta en libertad en el que, de paso, defendía su independencia ante las críticas políticas y sociales que ha desatado la decisión de excarcelar al presunto cerebro de la trama corrupta. El próximo jueves, una concentración apoyada entre otros por la alcaldesa Ángeles Muñoz (PP), protestará por la salida de prisión.

Roca franqueó la puerta de salida de la cárcel granadina de Albolote a las 18.55, tras 748 días en prisión preventiva. Una vez en la calle, Roca rompió su silencio de años. "Hay vicios muy importantes en el caso, falsas acusaciones, durante dos años se ha vendido que tengo la culpa de todos los males", declaró. Sin atisbo alguno de nerviosismo, incidió en que el proceso ha sido desproporcionado. "Se ha pretendido entrar en el Guinness de todo, de detenidos, de bienes incautados, de responsabilidad civil". También se mostró esperanzado en que las cosas cambien. "A partir de ahora habrá un poco de luz", añadió sin dar más datos.

El instructor del caso Malaya aprovechó el auto de libertad para contestar las críticas que ha recibido desde que decretó la salida de Roca bajo fianza, decisión que sostiene ha tomado "en el ejercicio de la función jurisdiccional, conforme a la Constitución, al principio de legalidad y de independencia judicial". En el auto, de nueve folios, añadió que, en el camino ha sorteado "críticas, reacciones o valoraciones" e "incluso incomodidades o dificultades personales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de abril de 2008