Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El nuevo Gobierno

Chacón será la primera mujer titular de Defensa

Méndez, el ex delegado del Gobierno en Madrid que dimitió, será su 'número dos'

La catalana Carme Chacón se convertirá en la primera ministra de Defensa de la historia de España. Aunque el departamento de Defensa sólo tiene tres décadas de antigüedad, nunca hubo una mujer al frente del Ministerio de la Guerra, que fue su precedente histórico.

También será la primera que dará a luz formando parte de un Gobierno

Con la elección de Chacón, Zapatero no sólo busca mantener la paridad, sino que da un paso más en el acceso de la mujer a puestos reservados tradicionalmente a los varones. Aznar nombró mujeres al frente del Ministerio de Asuntos Exteriores (Ana Palacio) y de las Presidencias del Congreso y del Senado (Luisa Fernanda Rudi y Esperanza Aguirre, respectivamente). Con Zapatero, una mujer ha sido por primera vez vicepresidenta del Gobierno (María Teresa Fernández de la Vega) y presidenta del Tribunal Constitucional (María Emilia Casas). Quedaban, pues, pocos puestos de responsabilidad inéditos para el sexo femenino.

La elección de Chacón tendrá, además, un elemento añadido: es la primera mujer que dará a luz formando parte del Gobierno. En avanzado estado de gestación, se espera que tenga su primer hijo en verano, por lo deberá conciliar la maternidad con su nueva responsabilidad.

Rodríguez Zapatero tenía claro, según fuentes de su entorno, que quería una mujer para la cartera de Defensa, por lo que se barajaron varios nombres de ministras. Finalmente, se ha inclinado por la hasta ahora ministra de Vivienda, que une a su condición de mujer su juventud: nació en Esplugues de Llobregat (Barcelona) el 13 de marzo de 1971, por lo que acaba de cumplir 37 años.

Chacón fue, además, una de las grandes triunfadoras de las elecciones del 9 de marzo. Como cabeza de lista por Barcelona, obtuvo 16 escaños (dos más que hace cuatro años) y 1.295.940 votos (casi 30.000 más).

Militante del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) -al igual que el nuevo ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho- y miembro de la Ejecutiva del PSOE, es diputada desde hace ocho años y en 2004 fue elegida vicepresidenta primera del Congreso de los Diputados. En julio de 2007 dejó este puesto para sustituir a María Antonia Trujillo en Vivienda.

Las ayudas al alquiler para jóvenes, en vigor desde enero pasado, han sido la medida estrella de su gestión, que ha coincidido con el frenazo en la escalada de precios y los primeros síntomas de crisis inmobiliaria.

En diciembre pasado, contrajo matrimonio civil con el periodista Miguel Barroso, ex secretario de Estado de Comunicación.

La nueva ministra de Defensa tendrá a su lado a un sólido escudero, según fuentes gubernamentales. Constantino Méndez, nacido en Pontecesures (Pontevedra) en 1953, casado con una psicóloga y padre de tres hijos, será el nuevo secretario de Estado y número dos del departamento. Méndez fue secretario de Estado de Administración Pública entre 1994 y 1995, bajo el mandato de Felipe González, y anteriormente ocupó la dirección general del Instituto Social de la Marina y del Instituto Nacional de la Seguridad Social. Sin embargo, su cargo de mayor relevancia pública fue el de delegado del Gobierno en Madrid desde el 24 de abril de 2004 hasta el 8 de mayo de 2006.

Ese día presentó su "dimisión irrevocable" a raíz de la sentencia de la Audiencia de Madrid que condenó a tres policías por el llamado caso Bono: la detención de dos militantes del PP acusados de intentar agredir al ministro de Defensa durante una manifestación de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT). La sentencia, que calificó las detenciones de ilegales, exculpó a Méndez, pese a insinuar que pudo influir en los arrestos.

Dos años después, en junio de 2007, el Supremo anuló dicha sentencia, absolvió a los policías y estimó que las detenciones fueron justificadas. Méndez, sin embargo, no fue repuesto en su cargo. Actualmente, preside la Sociedad Estatal de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios (SIEP). Entre sus proyectos, figura un plan para reutilizar con viviendas y equipamientos sociales los terrenos ocupados por la antigua cárcel de Carabanchel (Madrid), cerrada en 1999.

Elegido diputado en 1993, se le considera próximo al secretario de Organización del PSOE, José Blanco. Fue vicepresidente de la gestora que dirigió el Partido Socialista de Madrid tras la dimisión de Rafael Simancas, en mayo de 2007.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de abril de 2008