Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adena denuncia la muerte de tres linces en Doñana por inanición

Sólo unos días después de que se hallase un ejemplar macho de lince adulto muerto en la Reserva Biológica de Doñana, WWF/Adena denunció ayer tres nuevas muertes de felinos. Se trata, según los ecologistas -que citan fuentes de técnicos de la Consejería de Medio Ambiente- de tres de las cuatro crías de Wary una hembra que campea libre por el paraje de Coto del Rey, el mismo donde se soltó un ejemplar traído desde Sierra Morena para reforzar genéticamente la exigua población de linces de Doñana. A falta de hacer la necropsia, los ecologistas creen que los cachorros murieron de hambre.

WWF/Adena reiteró ayer "su preocupación ante esta nueva muerte de linces en menos de una semana, que agrava aún más la delicadísima situación de la población de Doñana". Por ello, la asociación exige "nuevamente a la Junta de Andalucía que explique lo sucedido y que adopte medidas para que estos hechos no se repitan".

Los ecologistas denunciaron presuntas irregularidades cometidas por los técnicos del programa Life y de la Estación Biológica de Doñana, encargados de la implantación de ejemplares de Sierra Morena.

Wary había tenido cuatro cachorros, que habían sido marcados el pasado lunes 31 de marzo por técnicos de la EBD y del equipo Life del lince. "En ese momento ya se constató que los cachorros no estaban en sus mejores condiciones físicas. Pese a ello y pese a que el protocolo de capturas del programa de cría establece que los terceros y cuartos cachorros deben ser retirados del campo, los cachorros fueron inexplicablemente dejados con la madre", critica WWF/Adena.

Cinco recién nacidos

No todo son malas noticias en el mundo del lince ibérico. Al menos, no en el que es criado en cautividad. Dos ejemplares de este felino, el más amenazado del planeta, dieron a luz sendas camadas a lo largo del fin de semana. Boj parió a tres cachorros en el Centro de Cría en Cautividad del Acebuche (Huelva) durante la madrugada del lunes. Los tres están en "buen estado" de salud, según fuentes del programa. Adelfa, también del mismo programa de cría, parió el viernes a dos cachorros, presentando ambas durante el alumbramiento un comportamiento "impecable".

Boj es una hembra de Sierra Morena que se emparejó en los primeros días de febrero con un macho llamado Arcex, informa Europa Press. Por su parte, Adelfa, también es de Sierra Morena y se cruzó, a principios de febrero, con los linces serranos Cromo y Garfio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de abril de 2008