Sanidad desvió en 2007 a la privada 30.000 pacientes

Un total de 29.475 pacientes de la sanidad pública fueron desviados el pasado año a clínicas privadas. Una cifra abrumadora que supera, por ejemplo, al global de intervenciones practicadas anualmente en toda la provincia de Castellón. La iniciativa, acordada por el Consell como medida excepcional contra las listas de espera quirúrgicas, sigue vigente doce años después. Los datos utilizados han sido facilitados por el responsable de Sanidad del PSPV, Ignacio Subías, a partir de las respuestas parlamentarias del PP a su partido. Para el diputado socialista se trata de un dato "clamoroso" que viene a retratar de nuevo el extraordinario déficit sanitario de la red pública valenciana; en el apartado de camas y de medios humanos y materiales. "El dato corrobora la alarmante situación de una sanidad incapaz de asumir la demanda actual", remarca el diputado. El socialista esgrime además para fundamentar su denuncia los dos últimos informes de la Federación para la Defensa de la Sanidad Pública que sitúa a la valenciana en el nivel más bajo de inversión por habitante (200 euros) en materia sanitaria. "Y a pesar de todo esto", agrega el dirigente socialista, "somos la comunidad con mayor endeudamiento".

Desde 1996 y hasta el primer semestre de 2006, la Generalitat remitió 225.000 pacientes, con un coste para el erario público, según cálculos del PSPV, de 200 millones de euros.

A tenor de los datos recopilados por los socialistas, la media del número de pacientes con intervenciones no urgentes que se derivan a la red privada se mantiene año tras año. CC OO reprueba "la falta de transparencia" de la Consejería de Sanidad a la hora de gestionar el plan de choque y a la hora de informar sobre las listas de espera.

Déficit de camas

El responsable de Comunicación de CC OO, Salvador Roig, dijo que perpetuar este sistema es una forma "de desconfiar en sus propios recursos". "No se hace una utilización adecuada de los recursos ni tampoco se incentiva a los profesionales. Y a todo ello, sumamos el déficit de camas, pues el resultado es este", apuntilla Ignacio Subías. El dirigente socialista recrimina el "oscurantismo" del Consell a propósito de las listas de espera. De hecho, los datos pueden desvirtuarse. Al paciente que lleva en espera quirúrgica más de sesenta días, la consejería le ofrece acudir a un centro privado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 01 de abril de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50