Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consistorio no devolverá la tasa de vado ilegal a los madrileños

Son casi 40 millones lo que está en juego. Corresponden a la tasa de vado que el Ayuntamiento cobró a 38.000 propietarios o comunidades de propietarios de la ciudad durante los años 2006 y 2007. En ese periodo, el Consistorio reformó la ordenanza y decidió empezar a cobrar en función de la capacidad de los aparcamientos y no sólo por los metros lineales que tuviera la entrada del aparcamiento.

Es decir, las grandes superficies fueron las mayores perjudicadas. Y así, esos comercios fueron los que recurrieron esa subida. El TSJM les dio la razón y, a la espera del recurso que el Ayuntamiento ha puesto al Tribunal Supremo, el concejal de Hacienda, Juan Bravo, anunció ayer que, en caso de que vuelva a quitar la razón al Consistorio, sólo se devolverá el dinero a los demandantes.

La concejal del PSOE de Hacienda, Pilar Gallego, denunció ayer que la recaudación del Ayuntamiento pasó en esos años de 9,7 millones a 32,6. La edil socialista pidió que se devuelva ese dinero, de oficio, a todos los ciudadanos. La fórmula que podría emplearse sería la de deducirlo de futuros pagos de impuestos. Pero el PP no está por la labor.

6.000 vados ilegales

En contra de los argumentos de los socialistas, el delegado de Hacienda señaló que la sentencia del TSJM no afecta a los 38.000 vados de la ciudad sino sólo a los de los recurrentes, que son los titulares de las grandes superficies, "que es a los que está defendiendo el Partido Socialista".

Bravo consideró a las puertas del pleno que la causa de la nulidad no está en la ordenanza sino en el informe técnico que justifica la cuantía a cobrar, a juicio del Ayuntamiento de forma adecuada porque aumenta la tasa de forma progresiva en función del número de plazas, de manera que pagan más los de las grandes superficies comerciales. El Ayuntamiento acata la sentencia pero cree que la doctrina que aplica es "contraria a derecho".

Además, Bravo recordó que gracias a la modificación de la ordenanza "han aflorado unos 6.000 vados fraudulentos en el centro de Madrid. Así, señaló el concejal, algunos propietarios se han dedicado durante años a simular la entrada de vado en su casa colgando placas falsas. El Ayuntamiento estima que todavía quedan unos 8.000 por aflorar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de abril de 2008