Reportaje:OFERTAS DE EMPLEO

España se salió de la norma

En 2006 y 2007, dio mucho empleo a personas sin educación secundaria, al revés que Europa

La desaceleración económica probablemente hará cambiar las cosas, pero las cifras dejan claro que en los dos últimos años la construcción y la hostelería han sido en España una panacea para las personas con menor nivel educativo. Mientras en la gran mayoría de países de la Europa de los Veinticinco (la actual UE menos Rumania y Bulgaria) se destruía empleo en este segmento de población, en nuestro país se crearon 327.000 puestos de trabajo para empleados que no habían completado los estudios de secundaria. Esto supone en torno a uno de cada cuatro empleos generados. Los datos los ha recabado el último Euroíndice Laboral elaborado conjuntamente por la firma de gestión de recursos humanos Adecco y la escuela de negocios IESE.

En la UE, en los dos últimos años, se crearon 8.078.000 empleos y el 58% fueron para personas con educación secundaria completa

Este hecho diferencial del mercado laboral español reciente respecto al europeo no implica sin embargo un menoscabo para la población universitaria, ya que fueron 550.000 los titulados que en 2006 y 2007 encontraron trabajo, un 42% del total de nuevos empleos. Este dato sitúa a España en tercer lugar entre los países europeos con mayor número de universitarios empleados entre 2006 y 2007, sólo por detrás de Polonia y Holanda.

En el conjunto de la Europa de los Veinticinco, en el periodo analizado se crearon 8.078.000 empleos, el 58% de los cuales fueron para personas con educación secundaria completa. Entre el segmento de los que no han acabado dichos estudios, se destruyeron 313.000 puestos de trabajo, siempre según las cifras reunidas por Adecco e IESE. En proporción, sin embargo, fueron más los nuevos ocupados con formación universitaria, un 7,3% más que en el bienio anterior, lo que en cifras absolutas representa 3.738.000 nuevos empleos. De esta forma, en la UE-25 los universitarios empleados (54,99 millones) superaron a los trabajadores sin educación secundaria acabada (51,3 millones).

Según el panel de expertos que elabora este Euroíndice Laboral, será a mediados de 2008 cuando los indicadores empiecen a reflejar la actual fase de desaceleración económica, aunque, según sus cálculos, España y Francia pueden ser los países que menos acusen el impacto. En sus propias palabras, "en nuestro país se prevé un incremento de la tasa de desempleo, pero será compensado por un recorte de la proporción de parados de larga duración, una mayor participación de la mujer en el empleo y un avance de la productividad laboral un poco más decidido".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 29 de marzo de 2008.

Lo más visto en...

Top 50