Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vía libre al trasvase Tajo-Guadiana

El trasvase que permitirá a 58 municipios de la cuenca del Guadiana beber agua del Tajo salvó ayer uno de sus últimos escollos. El Consejo de Ministros aprobó la construcción de una depuradora en Cuenca, con un presupuesto de 34 millones, para trasvasar hasta 84 hectómetros cúbicos al año del Tajo.

Este trasvase, que el Gobierno llama tubería, es una vieja aspiración del Gobierno de Castilla-La Mancha, que podrá así utilizar el agua del Tajo en la cuenca del Guadiana, donde decenas de miles de pozos ilegales han secado La Mancha húmeda. El trasvase servirá también para rellenar el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, seco desde hace dos años.

Además, el Gobierno apuró el límite legal y aprobó un trasvase del Tajo al Segura de 39 hectómetros, con lo que los embalses de cabecera quedarán en el límite legal que impide trasvasar agua a Murcia, Alicante y Almería.

Mientras, el Ebro prosigue su crecida, informa Concha Monserrat. La Confederación alertó ayer de una nueva avenida para este fin de semana, si bien inferior a la que el pasado jueves anegó parte de las obras de la Exposición de Zaragoza. Ayer, el caudal en Zaragoza era de 1.000 metros cúbicos por segundo, lo que supone que en un día pasó el equivalente a un 9% del derogado trasvase al Levante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de marzo de 2008