Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El conductor que mató a Enaitz Iriondo iba a más de 140 por hora

El nuevo atestado sobre el accidente apunta a un error de la Guardia Civil

Los agentes de la Guardia Civil se equivocaron al realizar el primer atestado sobre el accidente que costó la vida a Enaitz Iriondo en La Rioja una noche de agosto de 2004. Cuando el conductor Tomás Delgado Bartolomé se llevó por delante el cuerpo y la vida de este joven de 17 años, su Audi A8 circulaba a entre 140 y 160 kilómetros por hora en una carretera comarcal donde la velocidad está limitada a 90, según fuentes conocedoras del caso. El atestado inicial levantado por los agentes indicó que el turismo iba a 113 km/h.

Este nuevo dato figura en el informe encargado a la Guardia Civil de Tráfico meses atrás, tras el impacto social que tuvo la reclamación del conductor a los padres de la víctima de una indemnización de 20.000 euros por los daños que sufrió su coche. La velocidad estimada ahora apunta en el mismo sentido que los peritajes encargados por la familia Iriondo, que calculaban que el atropello se produjo a más de 160 km/h, y podría ser clave para la reapertura de la causa penal contra Tomás Delgado. Este individuo terminó retirando la demanda en la vista oral, invocando que su "dignidad y honor" habían sido "mancillados" al airearse el caso.

Tras casi dos meses de espera, uno más de lo previsto, la Unidad Central de Reconstrucciones de Accidentes de la Guardia Civil de Tráfico ha finalizado el nuevo atestado del accidente y lo ha entregado en los últimos días a la Fiscalía de La Rioja, según confirmó la semana pasada un portavoz de esta unidad, considerada la mejor de España en su especialidad. Los agentes reconstruyeron paso a paso el atropello utilizando tecnología de punta. Un escáner láser en tres dimensiones recabó información sobre el lugar del accidente, donde la huella de la frenada permaneció durante meses. La misma maquina analizó los restos de la bicicleta que llevaba Enaitz el día de su muerte, para evaluar si el golpe había sido lateral o frontal.

El fiscal superior de La Rioja, Juan Calparsoro, que desde que fue dada a conocer la noticia busca el mínimo resquicio legal para intentar reabrir la vía penal, no quiso confirmar ni desmentir la información. Tampoco aclaró si esto será suficiente para reactivar la causa penal contra Delgado. Si la juez responsable del caso decide admitirla a trámite, el conductor podría ser condenado hasta a cuatro años de cárcel.

La madre de Enaitz, Rosa Trinidad, quien desde que perdió a su hijo es incapaz de conducir, ni tolera que la gente que la acompaña cruce un semáforo en rojo aunque no haya ningún coche en los alrededores, tampoco quiso hacer comentarios. "Hay que esperar a ver qué nos dice el fiscal, nada más", explicó ayer a este periódico.

Desde que las cámaras y los micrófonos empezaron a perseguirle a raíz de la publicación de la noticia, Delgado sigue las instrucciones de su abogado: "No puedo decir nada, cuando llegue el momento, hablaré", declaró semanas atrás por teléfono. El conductor sigue sin explicar cómo y cuándo se tomó un whisky tras el accidente "para calmarse". En ningún momento aclaró si la Guardia Civil le permitió tomarse la copa en el lugar del accidente o si los agentes le dejaron desplazarse antes de realizarle la prueba de alcoholemia. En el atestado inicial, dio 0.15 mg, por debajo del límite establecido (0,25).

El vía crucis judicial de los Iriondo

- 26/08/2004. Enaitz Iriondo muere atropellado mientras volvía en bicicleta a su cámping en Castañares de Rioja.- 22/09/2204. El juzgado de instrucción de Haro archiva el caso. La familia no recurre el fallo.- 3/03/2006. El conductor demanda a la familia y a Winterthur Seguros. "No es que los 20.000 euros me hagan falta, pero no tengo por qué renunciar a ellos", alegó.- 31/08/2006. Los padres de Enaitz denuncian de nuevo al conductor por la vía penal. "Queremos justicia", afirmaron- Entre 9/2006 y 5/2007. El juzgado y la Audiencia de La Rioja rechazan la denuncia y los recursos de los Iriondo.- 30/01/2008. Delgado retira su demanda en la vista oral. Días después, es condenado a pagar las costas del juicio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de marzo de 2008

Más información