Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El PP debería abstenerse

La abstención del PP en la investidura del presidente Rodríguez Zapatero tendría sentido de Estado, razonable y constructiva, y en defensa de una convivencia beneficiosa sin radicalismos inútiles, ni posturas heroicas testimoniales.

Una radical oposición del PP al PSOE, votando en contra de la investidura, obliga a éste a pedir el apoyo de los nacionalistas separatistas vascos o catalanes, en perjuicio de la unidad constitucional, cuando el fracaso de los separatistas en las urnas, está explicando la hartura de los españoles hacia los separatismos catalanes y vascos. La oposición no es para oponerse irracionalmente, sino también para orientar la gobernabilidad.

No creo que en el discurso de ZP, haya nada de "lesa patria" como para que el PP deba votar que no. Los resultados de las elecciones generales ponen en evidencia que los españoles exigen a los dos partidos una política nacional y el freno a la continua ventaja chantajista de los separatismos. Los resultados deben leerlos no sólo el PSOE sino también el PP, y contribuir a su interpretación. La postura justa e inteligente del PP es dar paso al PSOE con una abstención vigilante, y no obligarle a pactar una mayoría machacante con los separatistas vascos. Tiempo tendrá el PP para contrastar políticas sectoriales. Entre ambos den un poco de serenidad a España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de marzo de 2008