Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Acabar con las bolsas de plástico es posible

A nadie se le escapa que el uso desmesurado de bolsas de plástico se ha convertido en un gran problema hoy día. Para hacernos una ligera idea, un gran centro comercial puede llegar a utilizar más de 70 millones de bolsas al mes.

Durante los procesos de fabricación e incineración de bolsas de plástico se producen gran cantidad de dioxinas y cianuro de hidrógeno, lo que se resume en toneladas de CO2 emitidas a la atmósfera diariamente. La erradicación de este problema es totalmente asumible con un poco de compromiso de los gobiernos, centros comerciales, etcétera, con potestad para frenar el problema de raíz. En esta línea, cabe destacar la actuación del Gobierno de Bangladesh, que ha intentado acabar con el problema drásticamente multando a los usuarios con 10 euros y a los fabricantes con hasta 10 años de cárcel.

Sin necesidad de medidas tan abusivas, tenemos el ejemplo de un país de la Unión Europea. En Irlanda algunos comercios cobran una tasa de 0,15 euros por bolsa, lo que ha supuesto un descenso radical del 97,5%. Mientras no se concrete una medida de este calado en nuestro país, podemos contribuir individualmente utilizando bolsas de papel, la bolsa de tela de toda la vida o el carrito de la compra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de marzo de 2008