Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sífilis se duplica en 10 años por la relajación de la protección sexual

Canarias, Baleares, Aragón y Andalucía son las comunidades más afectadas

La sífilis rebrota con fuerza en los países desarrollados. En España, entre 1997 y 2007, la incidencia de esta enfermedad de transmisión sexual se ha duplicado. El año pasado se notificaron 1.734 nuevos casos, frente a los 763 de 1997. Las comunidades donde en 2007 se registraron las tasas más altas de sífilis fueron Canarias (10 casos por cada 100.000 habitantes), Baleares (7,19), Aragón (6,59) y Andalucía (5,59), según datos provisionales del Centro Nacional de Epidemiología. Aunque, en cifras absolutas, fue en Andalucía donde hubo mayor incidencia: 438 enfermos. Los expertos coinciden en la causa: el descenso de las enfermedades de transmisión sexual (ETS), entre ellas el sida, a finales del siglo XX ha hecho que los españoles se confíen y usen menos el preservativo.

"Muchos casos se producen por el turismo sexual", dice una experta

"Es una evolución al alza que nos ha pillado por sorpresa", dice José del Olmo, secretario general del Ministerio de Sanidad. "Están aumentando los comportamientos sexuales de riesgo. Eso se ve en otras situaciones como el incremento en los embarazos no deseados, la incidencia del VIH en hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, o el repunte de otras ETS como la gonorrea o las clamideas", añade. "Necesitamos volver al Póntelo, pónselo.

Pero los casos de sífilis en España pueden ser aún más de los que aparecen en los registros, afirma Antonio Rodríguez, jefe clínico del hospital Virgen Macarena de Sevilla y coordinador nacional del grupo de ETS de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), quien también apunta a un aumento en la sífilis congénita, es decir, en la transmisión de la madre al bebé. Lola Bou, dermatóloga y miembro de la junta directiva de la AEDV, añade otro dato: muchos casos se producen por el turismo sexual a países con altas tasas de la enfermedad y ningún control. Así, las ETS van en aumento en los países ricos desde principios del siglo XXI, según un estudio que publica esta semana la revista The Lancet Infectious. "Desde 1996, la sífilis se ha incrementado en muchos países de Europa. Ciudades como Londres, Dublín, Berlín, París y Rotterdam han mostrado un importante crecimiento", dice Kevin Fenton, uno de los autores del estudio e investigador de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE UU. "En los años noventa se estabilizó porque la población tomaba más precauciones por miedo al sida, pero se ha bajado la guardia", afirma Rodríguez.

El desconocimiento sobre la sífilis también contribuye a que no se diagnostique lo suficiente. Según los autores del estudio de The Lancet, los médicos de los países ricos deben actualizar su formación para detectar sus síntomas: fiebre, dolor de cabeza, erupciones... "Con la sífilis primero aparecen llagas en el área genital, que pueden desaparecer aunque no se traten. El enfermo cree que era una tontería y que se ha curado, pero no es así. Al cabo de unos meses, pueden aparecer lesiones en la piel en otras zonas y atribuirse equivocadamente a un eccema o una alergia", dice Bou. En este punto puede quedar latente en el organismo durante años, aunque la enfermedad, y el riesgo de contagio a otros, persisten. "Somos los dermatólogos quienes tenemos que tratar", añade, aunque el enfermo también debe conocer mejor la enfermedad y acudir al médico. La sífilis es una enfermedad infecciosa que se transmite a través de la bacteria Treponema pallidum, que sólo vive en el cuerpo humano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de marzo de 2008