Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La carrera hacia la Casa Blanca

El nuevo gobernador de Nueva York admite adulterio

La saga de escándalos sexuales continúa en el despacho del gobernador del Estado de Nueva York. Si hace una semana era el demócrata Eliot Spitzer el que renunciaba al cargo tras verse envuelto, como cliente, en una trama de prostitución de alto nivel, ahora es su sucesor, David Paterson, el que reconoce que entre 1999 y 2001 mantuvo una relación extramatrimonial.

Paterson, de 53 años, juró el lunes como gobernador, en medio de un gran entusiasmo tras el tumulto político que la semana pasada se vivió en Albany. El hasta entonces vicegobernador se convertía en el primer político negro en ponerse al frente de la Administración neoyorquina y el primer ciego en la historia de Estados Unidos. Pero no habían pasado ni 24 horas desde la emotiva ceremonia, cuando el demócrata se veía obligado a saltar a escena para frenar los rumores que circulaban sobre su vida privada.

Paterson admite, en una entrevista con el diario New York Daily News, que mantuvo una relación sentimental de tres años con otra mujer durante un periodo complicado en su matrimonio. No obstante, aclaró que no utilizó para ello dinero público. Su esposa, Michelle, presente en la entrevista, reconoce que ella también estuvo con otro hombre. Ambos decidieron hablar públicamente del asunto y consideran que estas cosas suelen pasar en las parejas en crisis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de marzo de 2008