Gallardón incumple su promesa de vetar este año los 'coches sucios'

Madrid retrasa hasta 2010 prohibir los vehículos más contaminantes en el centro

Primero iba a ser en 2008; ahora, que ya estamos en 2008, la fecha ha pasado a ser 2010. La concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento, Ana Botella, aseguró ayer que el plan para limitar el acceso al centro de la ciudad a los vehículos más contaminantes, una de las medidas más ambiciosas para mejorar el aire en la ciudad, será una realidad en 2010. Hace dos años, sin embargo, el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, y quien ocupaba la cartera de Botella entonces, Paz González, anunciaron que la llamada "zona de emisión baja" (ZEB) entraría en vigor en 2008.

Más información

El anuncio se hizo el 9 de febrero de 2006, durante la presentación de la Estrategia local de calidad del aire de la ciudad de Madrid, recién aprobada por la Junta de Gobierno y dotada con un presupuesto plurianual de más de 500 millones de euros. Este documento, de 267 páginas, recoge todas las acciones a las que se compromete el Ayuntamiento para reducir la contaminación entre 2006 y 2010.

El 1 de enero de 2010, precisamente, todas las ciudades europeas tendrán que emitir un máximo de 40 microgramos por metro cúbico de dióxido de carbono (NO2) de media anual, el contaminante que causa principalmente el tráfico. El año pasado Madrid registró 60.

Una de las medidas más destacadas de esa Estrategia es la limitación del acceso al centro a los vehículos más sucios, los que la normativa europea califica como Euro 1 (en general, los matriculados antes de 1993). Según datos de la Dirección General de Tráfico, algo más de cinco millones de turismos que constaban como dados de alta a diciembre de 2006 (última fecha disponible) en España estaban matriculados antes de 1993. Suponen una cuarta parte del parque total, que es de 20,6 millones.

Gallardón y González explicaron incluso a qué zona afectaría la prohibición de circular: entre los paseos de Recoletos y Prado, las rondas, las calles de Bailén y Ferraz, el paseo del Pintor Rosales, Marqués de Urquijo, Alberto Aguilera y Génova.

Una portavoz de la Concejalía de Medio Ambiente negó ayer que se estén incumpliendo los plazos. "Nunca se ha dado una fecha de inicio. Se habla de la fecha final, el objetivo, que es 2010", afirmó. El propio texto de la Estrategia, en la página 96, recoge que "se plantea el establecimiento de una ZEB en dos etapas. La primera de ellas comenzaría en el año 2008 y la segunda, en el año 2010".

Botella, que ayer clausuró el seminario Zonas de bajas emisiones en las ciudades europeas, advirtió de que la implantación de esta medida "llevará su tiempo", informó Efe. La edil explicó que las emisiones contaminantes debidas al tráfico son responsables de más del 75% de los óxidos de nitrógeno y partículas en suspensión que respiran los madrileños. Para diseñar el plan, la ciudad se fijará en las urbes alemanas, que evitan el acceso al centro de los vehículos más contaminantes, y no en el sistema de peaje londinense, según explicó Botella.Recoletos, en pleno centro de la ciudad, a escasos metros del despacho de Ana Botella, y Canillejas. Son los dos puntos que más sufren la contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2), causada principalmente por los tubos de escape de los vehículos. De hecho, en estas dos estaciones se han rebasado ya las 18 superaciones horarias de 220 microgramos por metro cúbico que permite la normativa europea para todo el año. Y sólo estamos a 15 de marzo.

En lo que va de año, la estación de Recoletos ha registrado más de 220 microgramos en 19 ocasiones, las mismas que la situada al final de Alcalá. La penúltima superación, según los datos que ofrece el Ayuntamiento en su página web, se produjo a medianoche del miércoles: 282 microgramos en Recoletos. A la una de madrugada del jueves se superó el máximo otra vez. Las estaciones de Paseo de Pontones y Gregorio Marañón han sobrepasado ese umbral en 14 ocasiones.

Ecologistas en Acción denunció ayer en un comunicado que, teniendo en cuenta que estamos a principios de año, las superaciones "se prevén escandalosas" y criticó que el Ayuntamiento "persista en su estrategia habitual: ocultar la situación, culpar al aire sahariano, anunciar (que no ejecutar) algunas medidas y no hacer nada relevante para solucionar este gravísimo problema de salud pública".

El Consistorio, que tiene activa una alerta por entrada de masas de aire africano para hoy, suele escudarse en que los límites que fija Europa son para el conjunto de la red y no para mediciones en un único punto. La media se obtiene con datos de estaciones tan dispares como Recoletos y Casa de Campo. Los ecologistas ya consideran suficientemente grave que una estación del centro de Madrid supere los límites.

"El Ayuntamiento hace una interpretación forzada de la ley", afirma Paco Segura, de Ecologistas en Acción, que considera nefasto el retraso en la implantación de la limitación de entrada al centro de los coches más contaminantes. "Suponen que la normativa dice que podemos permitirnos el lujo de esperar hasta 2010 para hacer algo, pero si esos límites son tóxicos en 2010, ahora también", remacha.

Ana Botella reiteró ayer que Madrid cumple todas las obligaciones de la ley de calidad del aire. También anunció que, cuando se ponga en marcha la "zona de emisión baja", en 2010, se podrán reducir los óxidos de nitrógeno un 47% y las partículas PM10, un 37%. La restricción de entrada al centro, explicó, afectará a los vehículos que no cumplan la norma Euro 3, es decir, los que estén matriculados hace más de 11 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 14 de marzo de 2008.

Lo más visto en...

Top 50