Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo mantiene a Severo Moto como asilado

El dirigente del opositor Partido del Progreso de Guinea Ecuatorial, Severo Moto, podrá seguir en España como asilado político, después de que la Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo anulase ayer la decisión del Consejo de Ministros que en 2006 le revocó la condición de asilado.

Severo Moto disfruta desde hace más de 20 años del estatuto personal de refugiado político en España, situación que fue revocada el 10 de enero de 2006 al entender el Gobierno que sus actividades contra el régimen guineano pusieron "en grave peligro los intereses generales de España".

En concreto, sendos informes de la Comisaría General de Información y el Centro Nacional de Inteligencia pusieron de relieve que Moto realizó "actos fundamentales" para reclutar mercenarios y comprar armas con las que intentar derrocar al régimen de Teodoro Obiang.

En julio de 2006, el Supremo suspendió cautelarmente la retirada del asilo a Moto por entender que le llevaría a "una situación de inseguridad jurídica", a pesar de descartar que la pérdida de condición de refugiado implicase la entrega a su país de origen. En realidad, España había dado garantías de que en ningún caso Moto sería entregado al régimen guineano de Obiang, y de que la retirada de su condición de asilado implicaría su expulsión a un tercer país.

La sentencia del Supremo, cuyo fallo fue anticipado ayer, se conocerá en los próximos días. Entretanto, el Gobierno, aunque se mostró "convencido" de que Severo Moto ha abusado de su estatus en España, informó de que "acata y respeta" la decisión del Tribunal Supremo, según manifestó un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de marzo de 2008