Reportaje:TECNOLOGÍA VERDE

Ingenieros españoles inventan el ordenador a pedales

Más allá de la reducción de consumo energético, la industria de la electrónica busca cómo alimentar sus aparatos de forma limpia. La energía solar y los biocombustibles son los más utilizados. Pero un grupo de ingenieros españoles ha dado con una forma más entretenida de cargar un móvil o un ordenador: pedalear.

La idea consiste en dos pedales conectados a un generador. Tan simple como efectivo. Pedalear produce una tensión eléctrica media de 25 voltios. Un portátil necesita 19 para funcionar y un móvil entre ocho y nueve. La electricidad pasa del generador a dos convertidores, uno equilibra su tensión y el otro la almacena hasta llegar al portátil, móvil, PDA... cualquier aparato que necesite menos de 50 vatios de potencia.

Más información

"En una hora de pedaleo se puede conseguir electricidad suficiente para alimentar un portátil durante otra hora", explica Pedro Alou, responsable del proyecto y profesor titular interino del Centro de Electrónica Industrial de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM).

El invento ganó el pasado noviembre el concurso europeo organizado por Intel para diseñar sistemas de alimentación de portátiles con energías sostenibles y renovables. Se impuso a universidades de cinco países, entre ellos Alemania e Italia.

El equipo, formado por nueve estudiantes de ingeniería industrial de la UPM y los profesores Pedro Alou y Jesús Ángel Oliver, invirtió 1.500 euros en materiales y siete meses de investigación en dar con el prototipo ganador. "Nos planteamos varias opciones, algunas descabelladas como generar energía lanzando objetos desde lo alto de un edificio o utilizar baterías de biocombustibles. Al final nos decantamos por la energía motriz por cuestión de conocimiento y tiempo".

Calculan un coste neto del sistema inferior a los 300 euros. Fabricarlo de forma masiva podría costar 10 o 15 veces menos. Según Alou, el mercado ideal sería el de portátiles de bajo coste y consumo en países en desarrollo. Para móviles o PDA, sería suficiente un sistema de manivela o molinillo similar al utilizado en los ordenadores del proyecto OLPC (One Laptop Per Child). "En lugares en desarrollo o zonas remotas tendría buena viabilidad. En países desarrollados sería difícil convencer a alguien que se ponga a dar pedales cuando tiene el enchufe al lado".

CEI: www.cei.upm.es/

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 12 de marzo de 2008.