Análisis:Cosa de dos
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Bipartidismo

Un sumario judicial suele ser un mamotreto de difícil manejo: un montón de páginas llenas de informaciones y datos, a veces circunstanciales, superfluos, contradictorios o erróneos. El periodismo es, desde siempre, un gran consumidor y difusor de sumarios. En esa tradición dice basarse Mundo TV, productora de la miniserie Fago, estrenada el lunes en TVE gracias a una autorización judicial de última hora.

Caben algunas objeciones. Fundamentalmente, la de que el periodismo no necesita cambiar los nombres de los implicados. La combinación de hechos (facts, en inglés) y ficción (fiction) constituye un género, hoy conocido como faction, tan viejo como el mundo. Hasta donde se sabe, y aunque lo practiquen algunos periodistas, tiene más parentesco con la propaganda o la literatura que con el periodismo.

El alcalde de Fago, Miguel Grima, del PP, fue asesinado el 12 de enero de 2007. Se acusa del crimen al guardia forestal Santiago Mainar, que en 2003 se presentó a las elecciones municipales de Fago como independiente bajo las siglas del PSOE. Grima fue reelegido con 12 votos frente a los cinco de Mainar, lo que presta al caso una leve pátina política. Fago es una diminuta localidad pirenaica, con un término municipal de apenas 200 metros de longitud. Mainar se declara inocente.

Ésos son los hechos escuetos. Con todo lo demás, con la faction, se ha elaborado una miniserie discreta, adecentada por el trabajo de los dos actores protagonistas, Jordi Rebellón y Joaquín Notario, y envilecida por algunos rasgos groseros: la tentación de presentar Fago como un lugar habitado por monstruos resultó demasiado fuerte para los guionistas. La audiencia rozó, el lunes, el 20%.

Costaba ver Fago sin enmarañarse en su potencial metafórico. Con la jornada electoral aún de cuerpo presente, se exhibía la peor experiencia española en materia de bipartidismo municipal. Un detalle enternecedor: los dos abertzales del pueblo, ásperos y violentos, apoyaban al PSOE.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS