Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tecnología

Más información digital sobre usted que de usted

En el mundo hay 45 gigas de datos por persona

Las fotos digitales que realizamos, el correo electrónico que se envía, el periódico que consultamos desde el ordenador o la conversación que mantenemos por el móvil. La información digital mundial crece y crece. El año pasado alcanzó los 281.000 millones de gigabytes (281 exabytes), un 60% más que en 2006. Una cantidad equivalente a la capacidad de más de 17.000 millones de iPhones de 8GB y que supone unos 45 gigabytes de información por persona.

Este crecimiento no sólo se explica por el aumento del número de aparatos digitales que ahora usamos, sino también de la información sobre nosotros que manejan otros, principalmente las instituciones y las empresas que nos rodean.

Así, más de la mitad de la información digital que se genera por persona (lo que se conoce como la huella digital) no la elaboran los individuos de forma voluntaria. El volumen en bytes de la grabación de la cámara de vigilancia del cajero automático o del rastro que se deja al navegar por una web es mayor que la que producimos al grabar una canción en nuestro MP3 o al mandar un correo electrónico. Traducido a la la jerga del sector: nuestra sombra electrónica —la información que se recoge sobre nosotros de forma involuntaria— está ganando peso.

La mitad de los bytes que existen por persona la generan otros

En 2007 se tiraron mil millones de dispositivos

Y esto ¿qué significa? "Que cada vez estamos más vigilados y que en este mundo digitalizado se produce una gran cantidad de información que no depende de nosotros y que no controlamos", dice José Luis Solla, director general para España y Portugal de EMC, la empresa dedicada al negocio del almacenamiento de datos que ha encargado el informe, elaborado por la consultora IDC, y que se titula La diversidad y el crecimiento del universo digital: una actualización de las previsiones sobre el crecimiento de la información en el mundo hasta el 2011.

Según las previsiones del informe, dentro de cinco años la información digital se habrá multiplicado por 10. Este crecimiento, era de esperar, tiene implicaciones negativas para el medio ambiente. En 2007, la basura electrónica aumentó en más de mil millones de unidades, principalmente teléfonos móviles. En 2011 podría duplicarse, entre otras cosas, por el cambio a la televisión digital. El coste energético de este derroche de bytes fue de unos 20.000 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de marzo de 2008