Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía investiga el plan urbanístico de Aranga

La Fiscalía especializada en urbanismo abrió diligencias informativas para averiguar si se incurrió en algún delito en el macroproyecto de urbanización que negoció el alcalde de Aranga, Manuel Brañas (PP), con el empresario del sector del juego José Collazo. Hoy termina el plazo para presentar alegaciones al plan de ordenación urbanística de esta pequeña localidad coruñesa, que genera una fuerte oposición vecinal al descubrirse que incluye la previsión de urbanizar 300 hectáreas con la construcción de un gran polígono industrial y 744 viviendas en un municipio de 2.200 habitantes.

Ese proyecto fue pactado en secreto entre el alcalde y el empresario, quien compró más de 800.000 metros cuadrados de suelo rústico en Aranga con la promesa de que se recalificaría para poder llevar a cabo sus planes de urbanización. Brañas y Collazo establecieron por escrito en noviembre de 2006 esa "propuesta de convenio", que se dio a conocer hace apenas tres meses y ahora está a expensas del visto bueno de la Consellería de Política Territorial.

El fiscal Antonio Roma encargó un informe a la Guardia Civil para averiguar si esa propuesta se atiene a la legalidad vigente. Ayer, durante el pleno municipal, los concejales socialistas y nacionalistas volvieron a pedir sin éxito al alcalde cambios en ese macroproyecto de urbanizaciones para que no afecte a viviendas ya existentes. Pero Brañas aplazó cualquier modificación hasta que se estudien en detalle las alegaciones presentadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de marzo de 2008