Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Leonard Rosenman, compositor

Obtuvo dos 'oscars' por las bandas sonoras de 'Barry Lyndon' y 'Esta tierra es mi tierra'

Rosenman nació el 7 de septiembre de 1924 en Brooklyn, Nueva York. Sus primeras inclinaciones artísticas derivaron hacia la pintura, pero pronto quedaría irremisiblemente unido a las teclas del piano. Tras servir en las Fuerzas Aéreas en la II Guerra Mundial, estudió en California con compositores como Arnold Schönberg. Su llegada al mundo del cine fue amparada por un mito: James Dean. Rosenman escribía música de cámara y trabajaba como profesor de piano en Nueva York cuando Dean pasó a formar parte de su alumnado y lo recomendó vivamente para elaborar la banda sonora de Al este del edén (1955), un debut deslumbrante que sería el inicio de una gran carrera. Paradójicamente, Rosenman obtendría sus dos oscars en la categoría de banda sonora adaptada (hoy inexistente) por su labor en Barry Lyndon (1975) y Esta tierra es mi tierra (1976). En la primera se encargó de arreglar melodías tradicionales y piezas clásicas de Händel y Schubert, y en la segunda trabajó sobre las canciones del mito de la canción de autor estadounidense Woody Guthrie. En el currículum de Rosenman destacan otras dos candidaturas al Oscar, en la categoría de banda sonora original, por Los mejores años de mi vida (1983) y Star Trek IV: misión, salvar la Tierra (1986), y dos premios Emmy, logrados en televisión, en 1976 y 1979.

Junto con compositores como Alex North, Rosenman supuso una bocanada de frescura en la música hollywoodiense, dominada por los dinosaurios y el romanticismo. Compositor vanguardista, trabajó con melodías atonales en su segundo filme, The cobweb (1955), y, años más tarde, en Viaje alucinante (1966); también aprovechó su estilo, inusitadamente agresivo, en violentas bandas sonoras, como las aportadas a Rebelde sin causa (1955), The young stranger (1957), Un hombre llamado Caballo (1970) y, especialmente, en uno de sus trabajos más recordados: la adaptación animada de El señor de los anillos, filmada por Ralph Bakshi en 1978, una banda sonora de sabores añejos, de sonoridades aventureras e inspiración clásica.

A lo largo de su carrera, Rosenman no abandonó la tarea de escribir música para conciertos, y alguno de sus trabajos fue interpretado por artistas como el violinista Elmar Oliveira, que en 1997 estrenó en el Carnegie Hall su Concierto de violín número 2.

Leonard Rosenman continuaría activo en los años noventa y en la llegada del nuevo milenio: su último trabajo lo firmó en 2005 con la comedia francesa Si je t'attrape.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de marzo de 2008