La Xunta avala la "calidad ambiental" de Ferroatlántica en Cee

Los conflictos que mantiene la Xunta con Juan Miguel Villar Mir por la concesión de la mina de Serrabal (Boqueixón) y la muerte de peces en el embalse de A Fervenza (Dumbría) no ha impedido que la fábrica del empresario en Cee obtenga el aval ambiental del bipartito. La Consellería de Medio Ambiente ha otorgado a la factoría de Ferroatlántica la autorización ambiental integrada, un permiso que reconoce su funcionamiento respetuoso con el entorno.

La autorización avala que la fábrica cuenta con un sistema que impide vertidos industriales a la ría de Corcubión y filtros que minimizan las emisiones atmosféricas. La documentación presentada por Ferroatlántica para lograr el permiso fue examinada por las consellerías de Sanidade, Industria y Medio Ambiente, así como por el Ayuntamiento de Cee y las universidades de A Coruña y Santiago. La empresa considera que la autorización concedida por Medio Ambiente "acredita" que la fábrica de Cee aplica "las mejoras técnicas disponibles" para proteger el entorno.

La aprobación de la autorización ambiental integrada se produce en pleno conflicto entre la consellería y Ferroatlántica por el vaciado de la presa de A Fervenza que provocó hace unos meses una catástrofe ecológica en Dumbría. La consellería y la empresa de Villar Mir se acusan mutuamente de provocar la muerte de los peces, un caso que está siendo investigado por el juzgado de Corcubión y en el que han sido llamados a declarar como imputados cargos de las dos entidades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 07 de marzo de 2008.