Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2008 | ETA irrumpe en el cierre de campaña

El PP mantuvo en campaña que aún había contactos

Alcaraz afirma que ETA trata de beneficiar al PSOE en las elecciones

Francisco José Alcaraz, una víctima del terrorismo igual que la madre, la esposa y los tres hijos de Isaías Carrasco, se despidió esta semana como presidente de la Asociación Víctimas del Terrorismo. El pasado día 27, gracias a su profundo conocimiento del mundo etarra, dio una conferencia en la que vaticinó que ETA anunciaría durante la campaña que "dejaría 200 pistolas encima de la mesa". La banda terrorista quería con esa supuesta entrega "hacer un gesto" para "ayudar al Gobierno a continuar en el poder". Ayer, en otra conferencia y tras condenar el atentado, no hizo ninguna referencia a aquellas palabras. Ya dijo, en la misma conferencia, que si se equivocaba no pediría perdón.

Con el cadáver de Carrasco todavía en el hospital, aseguró que ETA "no se puede quedar cruzada de brazos en las próximas elecciones", y aseguró que "necesita" influir en las elecciones "para inclinar la balanza hacia el proyecto político que le beneficia", en una clara referencia al PSOE por ser el partido que intentó el final dialogado.

"Zapatero sigue negociando con ETA". Así, en presente de indicativo, lo dijo el presidente de honor del Partido Popular, José María Aznar, el pasado 29 de febrero, en lo que significó su irrupción en la campaña electoral. Aznar, ex jefe del Gobierno que también negoció con ETA, y que también vivió como presidente un atentado terrorista horas antes de unas elecciones, explicó en mitin en Asturias: "Cuando dijo que no lo hacía, lo hizo; lo está haciendo y, si gana, lo seguirá haciendo"

Otro cargo público del Partido Popular, el diputado Vicente Martínez-Pujalte, ha sido mucho más preciso. "El PSOE está negociando con ETA a 48 horas de las elecciones, durante la campaña electoral. A ETA no le da igual quién gane el domingo y eso es una aberración", dijo en una rueda de prensa en Murcia el pasado jueves. Lo que hizo ETA a 48 horas de las elecciones fue asesinar a tiros a un militante del PSOE a la puerta de su casa y su mujer y su hija lo vieron morir. Pujalte dijo apenas un día antes: "Han mandado socialistas a negociar con ETA y tengo los nombres".

Vicente Martínez-Pujalte, el único diputado expulsado del Congreso por indisciplina en toda la democracia, fue preguntado en la cadena SER por estas declaraciones poco después del atentado. Primero intentó revolverse: "Lo dijo el señor Zapatero después del atentado de la T-4" [que había negociado]". Cuando el periodista le insistió en que eso no tenía nada que ver con las declaraciones que él hizo, el diputado del PP decidió obviar la cuestión, que consideró un "debate estéril".

"No es día de valoraciones", dijo, "bastante afectada está la sociedad española. Lo quiero dejar así. Es un día de dolor, un día de drama. Que por segunda vez consecutiva no podamos acabar la campaña por culpa de los terroristas es un drama".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de marzo de 2008