Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tándem Putin-Medvédev toma las riendas de Rusia

Occidente se apresta a colaborar con el nuevo presidente

Vladímir Putin y Dmitri Medvédev comenzaron ayer a entrenarse en tándem como presidente saliente y presidente entrante y abordaron la tarea de reformar la estructura del Gobierno a fin de tenerla a punto para el relevo en el Kremlin el próximo mayo.

Los datos de la comisión electoral central, basados en el 99,75% de los votos emitidos, indicaban que Medvédev había obtenido el 70,24%, casi 52,2 millones de votos, lo que supone un porcentaje ligeramente inferior al logrado por Putin en 2004 (71,31%), pero una cantidad superior de votos, ya que el actual jefe del Estado se quedó en 49,5 millones.

El Consejo de Europa critica el proceso, pero avala el resultado electoral

A diferencia de comicios anteriores, las misiones de observadores occidentales fueron escasas. La delegación de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE), formada por 22 personas, dio luz verde a los resultados al afirmar que "reflejan la voluntad del electorado, cuyo potencial democrático, por desgracia, no fue explotado". La misión concluyó que las elecciones tenían más bien "el carácter de un plebiscito". Según la APCE, los comicios repitieron los mismos fallos que las legislativas de diciembre y el acceso en igualdad de condiciones a los medios de comunicación "no ha mejorado, poniendo en cuestión el carácter justo de la elección".

La APCE concluyó sin embargo que, incluso si se hubieran solucionado estas deficiencias, "el voto de confianza en el actual presidente hubiera sido el mismo". Las principales potencias occidentales esquivaron las credenciales democráticas del proceso y felicitaron ayer mismo al nuevo presidente. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, se mostró confiado en que la UE y el Kremlin serán "socios estratégicos". Y el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional estadounidense, Gordon Johndroe, afirmó, desde el rancho de George W. Bush, que EE UU "tiene muchos deseos de colaborar" con el nuevo presidente.

De madrugada, Medvédev salió a un concierto de rock en la plaza Roja con Vladímir Putin y después dio una conferencia de prensa en la que reiteró que las competencias del presidente y el primer ministro no cambiarán. "Estas competencias emanan de la Constitución y de la legislación en vigor. Y nadie va a cambiarlas", dijo. "El presidente tiene sus competencias y el primer ministro las suyas". Medvédev señaló que sus relaciones con Putin son de camaradería y están basadas en una confianza de mucho tiempo.

La política exterior seguirá siendo competencia del presidente, de acuerdo con la Constitución, según dijo, y éste seguirá teniendo sus dependencias en el Kremlin, mientras el primer ministro estará en la Casa Blanca, nombre con el que se conoce el edificio que se hizo famoso en 1993 tras el cañoneo al que lo sometió Borís Yeltsin en su conflicto con el Parlamento.

En Moscú, la oposición radical había convocado ayer una marcha de protesta contra los comicios que no llegó a cuajar, ya que la policía detuvo a los organizadores, entre los que se encontraba el presidente del partido de la Unión de Fuerzas de Derecha, Nikita Belij.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de marzo de 2008