Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Xunta acusa al ex alcalde de Ares de falsear una sentencia

Con la sentencia en la mano, el ex regidor de Ares, Manuel Cendán, del PP, aseguró el lunes que la Justicia le daba "la razón" frente a la "campaña de acoso y derribo" orquestada por la Xunta para arrebatarle la alcaldía. Nada más lejos de la realidad. Política Territorial acusó ayer al popular de "mentir descaradamente" y "manipular burdamente" un fallo judicial que, al contrario de lo afirmado por el regidor, estima el recurso interpuesto por la consellería contra la decisión del popular de recurrir el requerimiento de la Xunta.

La consellería había instado en junio de 2006 a paralizar por ilegal la construcción del nuevo consistorio que Manuel Cendán, entonces alcalde, construyó en primera línea de playa invadiendo terrenos calificados como zona verde en el plan general. Ignorando una sentencia totalmente contraria a sus intereses, el ex alcalde aresano se creció hasta pedir la cabeza de la conselleira de Política Territorial, María José Caride, a quien instó a dimitir por "prevaricación y atropello a la legalidad".

Cendán se erigió en abanderado de la legalidad urbanística asegurando que en el Ayuntamiento nunca hubo "una licencia mal dada". Se despachó contra Política Territorial en la sede del PP ferrolano, y la Xunta contraatacó mostrando su malestar por la "escandalosa falsedad" de las acusaciones del popular. El ex alcalde acumula causas judiciales pendientes, como la presunta manipulación del censo electoral de 2003 que le dio la victoria en los comicios locales por un estrecho margen de votos. En enero, fue juzgado por oficiar una boda falsa sin el preceptivo expediente, por la que se enfrenta a una pena de ocho años de inhabilitación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de febrero de 2008