Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La lucha contra el terrorismo

Un grupo proetarra ataca con gases la Embajada de España en Caracas

Los vigilantes tuvieron que retirarse por el efecto de la granada lacrimógena

La Embajada de España en Caracas fue atacada ayer por un grupo de desconocidos, que lanzaron una granada de gases lacrimógenos contra los vigilantes y embadurnaron, por segunda vez en este año, la fachada con pintadas a favor de la organización terrorista ETA. Los desconocidos, cuyo número no pudo ser precisado por los servicios de seguridad (la granada de gases les cegó), dejó en la puerta de la legación unos muñecos con las efigies del Rey de España, del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; del director de la cadena venezolana Globovisión, Federico Ravell, y del periodista venezolano Leopoldo Castillo, indicaron las fuentes.

El ataque fue visto y no visto. El grupo de proetarras lanzó la granada, hizo estallar un petardo de gran potencia y, tras embadurnar el muro exterior de la Embajada de pintadas en favor de la organización terrorista, salió de estampida. Las pintadas incluían el logotipo de ETA (la serpiente y el hacha) y alusiones a Jarrai (lo que fueron las juventudes de la banda terrorista, luego reconvertidas en Segi).

Los vigilantes de seguridad de la Embajada resultaron afectados por los gases lacrimógenos y tuvieron que retirarse sin poder intervenir. La granada, de tipo militar, era de gases lacrimógenos, según las fuentes, que no pudieron precisar el número de personas que participó en el ataque. El trabajo pudo continuar posteriormente en la legación diplomática.

Las pintadas, firmadas por la llamada Coordinadora Simón Bolívar, reclaman la "liberación" de los pueblos palestino, mapuche y vasco y claman por la "resistencia". Venezuela es uno de los países latinoamericanos en el que mayor número de etarras ha encontrado refugio. Además, el incidente entre el Rey y el presidente venezolano, Hugo Chávez, en la última cumbre iberoamericana en Chile ("¿Por qué no te callas?", le espetó don Juan Carlos a Chávez cuando Zapatero defendía a José María Aznar de las acusaciones que lanzaba el presidente de Venezuela) ha generado cierta inquina hacia España en grupos bolivarianos que apoyan al presidente del país.

La acción perpetrada ayer es similar a otra ocurrida hace un mes, cuando un grupo se manifestó ante la sede diplomática española en Caracas con consignas contra las autoridades españolas y entregó un documento en el que expresaba su apoyo a la ilegalizada Batasuna y mostraba su solidaridad "con los pueblos que luchan". En aquella ocasión, el pasado 24 de enero, un centenar de manifestantes lanzaron petardos y quemaron en la calle dos muñecos con la efigie del Rey de España y del ex presidente del Gobierno José María Aznar.

Asimismo, realizaron entonces pintadas a favor de ETA, del pueblo palestino y de los mapuches chilenos en el muro exterior de la Embajada española, mientras también alzaban pancartas con referencias al "por qué no te callas" que le espetó el rey Juan Carlos al presidente venezolano, Hugo Chávez, en la cumbre iberoamericana de Santiago de Chile.

El escrito que entregaron entonces estaba firmado por la Coordinadora venezolana Simón Bolívar, así como por otras cinco plataformas de "movimientos territoriales urbanos" latinoamericanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de febrero de 2008