Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:COMUNICACIONES

"El precio es fundamental para impulsar el Internet móvil de alta velocidad"

Ron Resnick, presidente del Wimax Forum: "Lo que la gente quiere es un servicio que por 25 euros al mes le sirva en casa o donde sea" - "Sin tarifas ajustadas de móvil, los servicios multimedia no triunfarán"

Wimax nació para llevar Internet donde no llegaban el cable ni el ADSL. La tecnología, basada en el protocolo de Internet, es como el hermano mayor de las redes Wi-Fi. Si éstas tienen una cobertura de metros, Wimax alcanza kilómetros. El estadounidense Ron Resnick preside el Wimax Forum, que impulsa su implantación mundial. Resnick dice que hay 260 operadoras en 110 países que ya ofrecen el servicio, entre ellos España. Esta tecnología, además, sirve para los teléfonos móviles. Resnick está convencido de que es la mejor solución para el Internet móvil de banda ancha: "En dos años las operadoras deben tomar una decisión, apostar por la tecnología que les permita afrontar el futuro de su negocio, los servicios de la Red en el móvil. Creo que Wimax es la más adecuada porque ya está disponible, es tres veces más potente que el 3G y a mitad de precio".

"El tiempo pasa y la tecnología 3G sigue siendo demasiado cara como para que los consumidores tengan un acceso abierto e ilimitado a Internet con el móvil".

Pregunta. Wimax llega a las zonas rurales, donde no llegan otras tecnologías.

Respuesta. No sólo eso. ¿Corea del Sur no es el país del mundo más avanzado en telefonía móvil? Pues allí ya hay más de 100.000 abonados al Wimax móvil. Pagan una tarifa plana de 21 euros al mes, y la previsión es que lleguen a 400.00 clientes a finales de año. Más de 40 productos llevan Wimax. Desde módems USB a routers y móviles. A finales de año habrá 100 aparatos y 940 en 2011.

P. En Europa, las operadoras pagaron licencias millonarias para desplegar la telefonía 3G. ¿Ahora están dispuestas a desplegar Wimax?

R. De eso hace casi 10 años y todavía no han recuperado su dinero. El tiempo pasa y la tecnología 3G sigue siendo demasiado cara para que los consumidores tengan un acceso abierto e ilimitado a Internet con el móvil, como disfrutan en sus casas. Sé que en España se pagan tarifas por descargas limitadas de 1 GB entre 30 y 40 euros al mes. Lo que las operadoras buscan ahora es ver cómo ofrecen Internet móvil ilimitado a un precio justo.

P. ¿Qué importancia tiene el precio?

R. Fundamental. Si sumas la factura del fijo más la del móvil, acabas pagando una suma importante de dinero. Lo que la gente quiere es un servicio que por 25 euros al mes sirva en casa o donde sea. Es lo que demanda el mercado, de lo que hablamos en el Congreso Mundial de Telefonía Móvil.

P. Pero muchas operadoras impulsan LTE, evolución del UMTS. Por ejemplo, AT&T.

R. AT&T también apoya Wimax. Así como NTT Docomo, KDDI, Vodafone, Orange, Telefónica, TMobile, Deutsch Telecom, Telecom Italia... Todos son grandes operadoras y miembros de Wimax Forum. AT&T apoya LTE. Ellos dicen que se perdieron el tren de la tercera generación y que pasarán directamente a la cuarta. Están reconociendo implícitamente que la mejor tecnología para el futuro del Internet móvil es la misma que usa Wimax, que también es la de LTE. Las diferencias tecnológicas entre ambas son mínimas.

P. Si hay pocas diferencias, ¿Por qué no se unifican?

R. Mi trabajo es impulsar Wimax, trabajar para que sea un éxito. Y el de las operadoras, decidir qué prefieren. Wimax es una excelente oportunidad porque ya está aquí. LTE no llegará hasta dentro de dos o tres años. Muchos fabricantes de teléfonos nos apoyan por este motivo. Además, nuestro coste por patentes es muy inferior.

P. ¿Qué quiere decir?

R. Apostamos por un modelo abierto, el mismo que ha triunfado en la Red. Es decir, que el coste de royalties debe ser mínimo, tan próximo a cero como sea posible.

P. ¿Qué papel desempeñan los reguladores del sector?

R. Si quieren dar un buen servicio a sus ciudadanos, deben autorizar el despliegue de tecnologías que permitan a sus países ser más competitivos en un mundo global. No se pueden restringir los espectros de radiofrecuencia a determinadas tecnologías. Deben autorizar que la banda de 3,5 GHz esté disponible para Wimax móvil. Esto es válido para España y para el resto del mundo.

P. ¿También apuesta por una tarifa plana para el servicio de itinerancia con Wimax? Porque si las llamadas desde el extranjero son caros, imagínese la transmisión de datos

R. Sin duda. Es fundamental para el éxito del servicio. Tenemos un grupo de trabajo para impulsar precios ajustados del roaming. Llevo dos años trabajando personalmente en este asunto con operadoras como AT&T o KDDI. Si pagas una tarifa plana de 25 euros, no te pueden añadir otros 40 euros porque estás en el extranjero. Espero que a finales de año tengamos la tarifa plana de roaming para Wimax.

De los orígenes de la telefonía a la cuarta generación

En los orígenes, la telefonía móvil era analógica. Esta primera generación (1G) tenía capacidad para transmitir voz, pero no datos, y cada país tenía su propio sistema incompatible.

2G. Se trata de una tecnología digital con capacidad para transmitir voz, mensajes cortos (SMS) y datos, pero a baja velocidad, hasta 9,6 kbits por segundo. Compiten dos estándares: GSM y CDMA. El primero, siglas de Sistema Global de Comunicaciones Móviles, se creó en Europa en 1982 y ahora está implantado en 200 países. El segundo, propiedad del fabricante estadounidense Qualcomm, predomina en Estados Unidos y zonas de Asia, como Japón. Ambos estándares son incompatibles; es decir, que un teléfono GSM y otro CDMA no se comunican entre sí.

2.5 G. Se trata del punto intermedio entre la primera y la tercera generación de telefonía móvil. Aporta cuatro veces más velocidad y capacidad de transmisión de datos: 40 kbit/s. En Europa predomina el GPRS, siglas de Servicio Global de Radio por Paquetes. En Estados Unidos, EDGE. Japón prescindió de la 2.5G para saltar directamente a la tercera generación.

3G. La tecnología permite la transmisión de vídeo en tiempo real. Es el Internet móvil de alta velocidad, que alcanza los 2 Mbit/s. Coexisten dos: UMTS, evolución de GSM y GPRS, y CDMA 2000. El primero, Sistema Universal de Telecomunicaciones Móviles, se usa en Europa, y ahora se ha ampliado su capacidad con la tecnología HSPA.

4G. La próxima generación cuadruplicará la capacidad de su antecesora. Hay tres estándares en liza: LTE (siglas de Long Term Evolution). Es una mejora de UMTS. Lo impulsan los fabricantes de las redes Nokia Siemens, Alcatel Lucent y la Asociación GSM. No llegará hasta 2010, pero es fácil de implantar por las operadoras que ya han desplegado sus redes 3G.

Wimax (siglas de Worldwide Interoperability for Microwave Access). Creada en 2001 como una extensión de la cobertura Wi-Fi hasta 40 kilómetros. Sirve para servicios de telefonía fija y móvil a la vez. Basada en el protocolo TCP/IP, la versión móvil está disponible en Corea del Sur y se despliega en Estados Unidos, Taiwán, Japón... Está impulsada por el fabricante de chips Intel.

UMB (siglas de Ultra Mobile Broadband). Es una mejora del estándar CDMA 2000. También está basada en el protocolo de Internet.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de febrero de 2008

Más información