_
_
_
_

Una empresa de ingeniería sobornó a nueve funcionarios desde 2001

La agenda de los empresarios revela que pagaron 130.000 euros en comisiones.- Un informe de la Guardia Civil destaca la envergadura de la trama de corrupción

Jesús Sérvulo González

La empresa de ingeniería Agustino Proyectos e Instalaciones llevaba las cuentas al detalle. Al menos las referidas a los sobornos que pagaba a los funcionarios que agilizaban las licencias que el estudio tramitaba. Todos esos cobros y pagos eran apuntados por sus directivos en una agenda siguiendo un método contable bastante artesanal: nombres de funcionarios, fecha en la que se realizaba el pago, cantidad y calle del local del cliente al que se iba a conseguir la licencia. Todo manuscrito a bolígrafo.

"El 'negocio' de Agustino Proyectos no tiene precedente en Madrid"
Más información
Imputado el jefe de licencias del distrito de Villaverde
El juez ya ha registrado 15 de las 21 juntas municipales
El PSOE solicitará la comparecencia de Armada en la comisión del 'caso Guateque'

Los principales responsables de esta empresa, Eduardo Agustino Carrasco y Julián Rubén López Martínez, fueron enviados a prisión por el juez que instruye el caso Guateque, Santiago Torres, el pasado 12 de enero, tras incumplir una citación del juez porque estaban de vacaciones. Ahora, la agenda incautada por la Guardia Civil revela información sobre los pagos que realizó la empresa a nueve funcionarios municipales desde 2001. Desembolsaron 127.000 euros destinados a "comisiones" irregulares que les permitían agilizar las licencias que sus clientes les habían solicitado. Así se desprende de un informe de la Guardia Civil al que ha tenido acceso este periódico y que incluye las citadas libretas de cuentas.

En dicho documento aparecen los siguientes funcionarios: Victoriano Ceballos (Medio Ambiente), Domingo Sánchez Bote (Junta Municipal de Salamanca), Manuel Salcedo Romanillos (Chamartín), Fernando de la Torre de Diego (Chamartín), José Luis Moreno López (Chamartín), Fernando Ruiz Torrejón (Urbanismo), Miguel Ángel García Jodar (Medio Ambiente), Valentín Álvarez Vela (Retiro), Alfonso García López de los Mozos (Carabanchel).

En total, seis áreas distintas del Ayuntamiento que Agustino Proyectos tenía controladas mediante sobornos. Todos estos funcionarios han sido llamados a declarar por el juez Torres. La mayoría han sido imputados por su presunta colaboración en la mayor trama de corrupción en Madrid. Uno de ellos, Ceballos, es señalado por fuentes de la investigación como el presunto cabecilla de la trama.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

En otra de las agendas incautadas a Eduardo Agustino Carrasco, y que hacía referencia a sus operaciones de 2006, había una anotación que decía: "Honorarios, C./Conde de Peñalver, 2. Domingo Sánchez, 4.000. Nosotros, 4.000". Esta anotación parece indicar que la empresa se quedaba la misma comisión que entregaba a los funcionarios presuntamente corruptos, o sea, 130.000 euros en seis años.

En otra inscripción se aprecia: "10.00 horas. Llamar a Valentín y quedar (llevar comisión)". Según la Guardia Civil, se refiere a Valentín Álvarez Vela, jefe de licencias de la Junta de Retiro y también imputado en el caso Guateque.

En la lista aparecen también direcciones de locales que presuntamente iban a beneficiarse de las gestiones de la empresa mediante el pago de comisiones. Junto al abono que debía efectuarse al funcionario de turno y la fecha en que se realizó, aparece anotada la calle Puigcerdá, 6, donde está el restaurante Zen Central; Peñascales, 1, donde está el club de intercambio de parejas Momentos, o Profesor Waksman, 11, donde se halla el restaurante Casa Encantada.En un informe de la Guardia Civil contenido en el sumario del caso Guateque al que ha tenido acceso EL PAÍS, el instituto armado se refiere a Julián Rubén López Martínez y Eduardo Agustino Carrasco, ambos socios de la empresa Agustino Proyectos e imputados en el caso Guateque por cohecho, prevaricación y tráfico de influencias, como piezas clave de la trama: "Se sabe que son dos de los personajes más relevantes en esta trama de presunta corrupción municipal". Así, los imputados, con su red de contactos en el Ayuntamiento y su cartera de clientes, lograron montar un negocio que duró, al menos, siete años.

Además, el documento revela que "ahora se conoce que es amplia la relación de pagos que efectuaron a una pléyade de funcionarios, y luenga la relación de presuntos untados". La de los funcionarios se sabe: son nueve. Los untados aparecen también en una lista de la empresa.

Precisamente, sobre las anotaciones que contenían las agendas de las que la Guardia Civil se incautó, se dice: "Estas anotaciones manuscritas demuestran la importante y enrevesada organización que tienen o tenían estos sujetos en relación con importantes pagos de dinero por favores abonados a un nutrido grupo de funcionarios destinados en distintas concejalías y juntas municipales de distrito".

El informe revela que ambos imputados eran "el nexo de unión entre numerosos industriales de Madrid solicitantes de licencias varias y el grupo referido del Consistorio". Pero una de las partes más llamativa es la que se refiere al estilo de los empresarios de Agustino Proyectos: "Una buena cartera de clientes, buen verbo, fáciles y resueltas promesas hechas al respetable en el sentido de ser rápidos y certeros en sus gestiones como conseguidores y una agenda pletórica de nombres y teléfonos de funcionarios dispuestos a trocar sus servicios por dinero".

Y aún va más allá el documento y se atreve a medir la envergadura de la trama que organizó Agustino Proyectos alrededor de su estudio de ingenieros: "Esta pareja -durante los años que llevan actuando en la plaza de Madrid- han edificado un jugoso y extenso mercado dentro de este tipo de particular industria, que seguramente no tiene precedentes ni en la historia de la Villa y Corte ni en el ramo para el que trabajan como ingenieros hacedores de proyectos técnicos".

Fachada de la Junta Municipal de Villaverde.
Fachada de la Junta Municipal de Villaverde.PAULA VILLAR

Sobre la firma

Jesús Sérvulo González
Redactor jefe de Economía y Negocios en EL PAÍS. Estudió Económicas y trabajó cinco años como auditor. Ha cubierto la crisis financiera, contado las consecuencias del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, el rescate a España y las reformas de las políticas públicas de la última década. Ha cursado el programa de desarrollo directivo (PDD) del IESE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_