Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La precampaña electoral

Sevilla y Costa debaten a distancia sobre educación

Jordi Sevilla y Juan Costa, candidatos del PSOE y del PP, respectivamente, por Castellón, debatieron ayer, separados por tres manzanas de distancia, sobre educación. El número uno de los socialistas contó con el apoyo de la ministra del ramo, Mercedes Cabrera, quien se esforzó en glosar las bondades del Gobierno en materia educativa.

Pero el debate real entre Sevilla y Costa fue sobre la asignatura de Educación para la Ciudadanía. El popular insistió en que si gobiernan la suprimirán, ya que, a su entender, es "como un instrumento para decidir cómo deben pensar los jóvenes y los niños". Mientras, el socialista sostuvo que el mejor ejemplo de la necesidad de dicha asignatura es el propio Costa: "Yo no quiero que los niños de mayores digan las tonterías que él dice". Cabrera también hizo referencia a la asignatura y señaló que si la supresión de Educación para la Ciudadanía es "todo lo que tiene que decir, es que tiene un programa muy triste".

Cabrera habló de los 95 millones de euros que el Ejecutivo ha invertido en la Comunidad Valenciana para la reforma educativa, así como 300 millones de euros en materias relacionadas con la investigación. Tras una reunión con profesores, señaló que el principal problema que le transmitieron fue el del fracaso escolar.

Por su parte, el cabeza de lista del PP por Castellón, Juan Costa, se comprometió a que un total de 1.500 alumnos de Secundaria y Formación Profesional de la provincia de Castellón puedan estudiar en los próximos cuatros años en un país de habla inglesa a través de Plan Nacional de Becas.

"La política educativa será la gran prioridad del Gobierno del PP en los ámbitos de las políticas económicas y sociales", dijo Costa, para quien las medidas ayudarán a que "no sólo la gente con recursos económicos pueda enviar a sus hijos al extranjero".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de febrero de 2008