Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solbes asegura que lleva cuatro años guardando fondos para la crisis

"Entono el mea culpa porque no preveíamos que el sector inmboliario cayese tanto"

El vicepresidente económico, Pedro Solbes, afirmó ayer en A Coruña que el Gobierno lleva cuatro años preparándose para afrontar un cambio de ciclo, aunque admitió no haber previsto una caída tan fuerte del sector inmobiliario español. "Ahí entono el mea culpa", dijo Solbes, "porque lo que sí es cierto es que no preveíamos que la financiación inmobiliaria se iba a ver afectada tanto". El ministro de Economía y Hacienda ofreció anoche una conferencia-coloquio en A Coruña, en un acto organizado por Caixa Galicia y EL PAÍS.

"Es difícil que España vuelva a repetir la situación de estos años"

Solbes afirma que el superávit permite afrontar mejor el cambio de ciclo

El vicepresidente anuncia medidas para fomentar el empleo

"Nunca pensé en una evolución tan negativa", explicó el ministro "porque en una situación de alta inversión, bajos tipos de interés y tipo de cambio estable, yo decía: ¿dónde está el problema? Estaba creciendo el endeudamiento, pero era para invertir. El país hoy es más rico de lo que era".

Al tiempo que admitió verse sorprendido por la magnitud de la crisis inmobiliaria, Pedro Solbes subrayó que lo importante en la situación actual "es no ponerse nerviosos". El también vicepresidente segundo del Gobierno expuso que su estrategia económica siempre calculó que habría un cambio de ciclo. "Llevábamos toda la legislatura preparándonos para un reajuste de la economía", recordó Solbes, precisando que fue ese el motivo que le indujo a mantener el superávit presupuestario y a reducir el endeudamiento del Estado.

"Sé que fui muy criticado por el superávit, pero el saneamiento de las cuentas públicas que hemos realizado en estos cuatro años es lo que ahora nos permite poner en marcha los estabilizadores automáticos de la economía", expuso el ministro, ante un auditorio formado por 200 empresarios, economistas y políticos que acudieron al salón de actos de la Fundación Caixa Galicia.

Solbes fue presentado por el conselleiro de Economía, José Ramón Fernández Antonio, quien lo definió como "un corredor de fondo". En un discurso de 45 minutos, Solbes expuso las bases de su política económica y también las medidas que piensa poner en marcha si el PSOE gana las elecciones del 9 de marzo. "Eso es lo más fácil de contestar. No tengan ninguna duda, volveré al Gobierno como vicepresidente económico", respondió Solbes a la primera pregunta del público, sobre si la crisis le había hecho reconsiderar su decisión de seguir en el Ejecutivo de Zapatero.

El ministro de Economía opinó que "es difícil que España vuelva a repetir la situación de los últimos años" y explicó que no volverán a confluir los mismos factores que la produjeron: bajada drástica de los tipos de interés, recepción de fondos europeos y etapa de gran crecimiento de la inmigración.

"Pero vamos a seguir creciendo, seguramente a ritmo menor, pero a una velocidad de continuidad sana", afirmó el político socialista.

El ministro dijo que el Gobierno tiene bien diagnosticada la crisis y, a su juicio, bien escogidas las medidas para combatirla. Pedro Solbes anunció que "no habrá ninguna medida de recorte de la inversión pública", pero que tampoco es partidario del keynesianismo más laxo: "Las políticas expansivas suelen llegar tarde y mal, y no son eficaces; yo no soy partidario".

Sin embargo, Solbes sí subrayó la necesidad de no poner ninguna restricción al gasto en seguros de desempleo. "Ahí es donde el estabilizador automático debe jugar sin límites. En el seguro de desempleo no veo ningún problema, incluso en ser muy abierto en términos de estabilidad presupuestaria, porque es algo que dará protección y permitirá mantener la demanda que genere el aumento del paro", afirmó Solbes. El ministro de Economía y Hacienda anunció estar preparando importantes novedades en materia de políticas activas de empleo, con nuevas fórmulas de reciclaje profesional que permitan mejorar la vuelta al mercado de trabajo de los desempleados que ahora generen la construcción y el sector inmobiliario.

Además de las medidas generales de política económica, Solbes explicitó medidas concretas. Entre ellas, la inversión en pisos protegidos y el avalar al sistema financiero que invierta esta nueva política de vivienda, así como una apuesta por la rehabilitación de cascos históricos de las ciudades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de febrero de 2008