Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Ertzaintza halla en Irún dos toneladas de hachís ocultas en un camión

La Ertzaintza decomisó ayer en Irún uno de los mayores alijos de hachís encontrados en el País Vasco: las dos toneladas de esta droga estaban ocultas en el remolque de un camión cargado con fardos de paja. Su valor en el mercado podría alcanzar los nueve millones de euros. Los agentes procedieron a la detención del camionero, un varón de 46 años, cuando se disponía a transportar la carga.

El vehículo fue localizado el pasado domingo a las 21.00, cuando se encontraba estacionado en la N-I, junto al acceso a la Avenida de Iparralde de la localidad fronteriza. Según informó ayer el Departamento de Interior, el camión levantó las sospechas de una patrulla policial, que comprobó que no había nadie en su interior. Los agentes solicitaron información sobre el vehículo y comprobaron que figuraba como "sospechoso" en los archivos policiales de la Guardia Civil.

Con esta información, los policías inmovilizaron el camión y establecieron un dispositivo de vigilancia, hasta que horas más tarde acudió el conductor para reiniciar el viaje. En ese momento fue abordado por los agentes de la Ertzaintza, quienes procedieron a identificarlo e inspeccionar la carga del remolque.

64 paquetes

Los ertzainas localizaron escondido entre los fardos de paja un compartimento que contenía 64 paquetes de hachís de entre 30 y 32 kilogramos cada uno. El alijo encontrado alcanza las dos toneladas de peso, lo que le convierte en uno de los decomisos más importantes de los últimos años en Euskadi. El mayor fue intervenido por la Guardia Civil en agosto de 2001 en el puerto de Santurtzi, donde se incautaron de 3.126 kilos de cocaína. Otros 1.750 kilos de esta misma sustancia fueron localizados en otra operación llevada a cabo también por el instituto armado, en mayo de 2003, en la misma localidad vizcaína.

Los 2.000 kilos de hachís hallados en Irún es el mayor alijo aprehendido por la Ertzaintza, según consta en sus archivos. Los agentes procedieron a la detención del chófer, J. R. D., acusado de un delito de tráfico de drogas. El arrestado ingresó en la prisión de Martutene tras prestar declaración en el Juzgado de Instrucción número 2 de Irún.

[La Fiscalía de Guipúzcoa ha pedido diez años de cárcel para un joven que en el verano de 2004, cuando tenía 19 años, facilitó presuntamente cannabis y cocaína a su novia, cinco años menor que él, según informa la agencia Efe].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de febrero de 2008