Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ADELAIDA DE LA CALLE | Rectora de la Universidad de Málaga | Aulas

"La deuda ronda los 36 millones"

Hace una semana, Adelaida de la Calle (Palencia, 1948) revalidó su cargo como rectora de la Universidad de Málaga (UMA) hasta 2012 en unas elecciones a las que concurrió sin oposición, hecho que atribuye a que durante su primer mandato se "ha avanzado mucho" y a haber logrado una necesaria "paz social" en la UMA. Para los próximos cuatro años, los últimos que asegura vivirá como rectora, fija sus retos en conseguir la plena convergencia con el Espacio Europeo Superior, seguir internacionalizando la Universidad, culminar el plan de nuevas infraestructuras y reforzar los nexos que ya unen a la Universidad con los empresarios para facilitar la inserción laboral de los alumnos.

Pregunta. Sólo el 5,6% de los más de 33.000 estudiantes votaron ¿A qué achaca el poco respaldo del alumnado en las urnas?

"La implantación de los títulos de grado y posgrado marcará este mandato"

Respuesta. Es algo que se está dando en todas las universidades y sobre todo en aquellas donde a la elección sólo se presenta un único candidato. Si establecemos comparaciones, la última universidad con elecciones ha sido la de Cantabria, también con un solo candidato, y a pesar de que es más pequeña y la información llega a todos más rápido, apenas si se ha llegado al 6% en el índice de participación del alumnado. Cuando hay más de un candidato los índices están sobre el 12% como media. Es una respuesta general de los estudiantes. Ni es cuestión de fechas ni de candidatos. Probablemente están ocupados en otras cuestiones y ésta en particular pues no les interesa.

P. Sin embargo, el profesorado y el PAS (Personal de Administración y Servicios) le ha apoyado mayoritariamente.

R. No me esperaba esa respuesta y mucho menos esa participación tan alta existiendo un solo candidato [75% doctores, 35,7% no doctores y 61,8% PAS]. Creo que la intensa campaña que hemos hecho los ha motivado.

P. ¿Por qué cree que no ha tenido opositor?

R. Algunos compañeros, que en otros momentos no me apoyaron, me han dicho que consideran que las cosas van muy bien en la Universidad. Que hay tranquilidad, que hay progreso, que se atiende a todo el mundo por igual... Creo que han pensado que cuando las cosas funcionan bien para qué cambiarlas.

P. ¿De qué logro se siente más satisfecha?

R. En términos generales creo que hemos abordado muy bien la nueva situación derivada de la nueva ley de universidades y que hemos gobernado desde el Consejo de Gobierno con mucha transparencia y contando con la participación de todos. De manera más específica, pues haber puesto en marcha cuatro nuevas titulaciones, haber desarrollado el proyecto de infraestructuras en el campus de Teatinos y haber reforzado las relaciones internacionales de la Universidad.

P. Estos próximos cuatro años van a estar muy marcados por las nuevas infraestructuras ¿A qué aspira en este aspecto?

R. Efectivamente. Eso va a ser lo que más se visualice, pero ha de tomarse como lo que son, herramientas para mejorar el funcionamiento de la Universidad. Lo que va a marcar decisivamente este mandato va a ser la implantación de los nuevos títulos de grado y posgrado. Ésta es la gran oportunidad que tiene la Universidad de transformarse totalmente. También las infraestructuras pesan en este cambio. El nuevo Parque Científico va a servir para aumentar la capacidad de transferencia de tecnología y conocimiento al sector privado, para generar nuevas empresas ligadas a la sociedad del conocimiento y para lograr un aumento de la financiación externa de la propia Universidad.

P. ¿Cómo va el proceso de adaptación al Espacio Superior Europeo?

R. Tenemos la gran ventaja de que esta Universidad es muy plástica y a lo largo de estos cuatro años hemos puesto en marcha programas piloto en el 80% de los centros. Más de la mitad de las titulaciones llevan ya tres años inmersas en el aprendizaje y aplicación experimental de las nuevas metodologías. Eso es ya una gran ventaja de partida para garantizar que el proceso vaya bien.

P. ¿Cómo están las arcas? ¿Pesa aún la deuda?

R. Seguimos manteniendo parte de esa deuda. Era de unos 11.000 millones de las antiguas pesetas hasta 2012 y ahora rondará los 6.000 millones (36 millones de euros). Cumplimos religiosamente nuestros pagos y de momento gozamos de un equilibrio entre nuestros ingresos y gastos.

P. ¿Se plantea otro mandato?

R. No. Creo que es suficiente con ocho años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de febrero de 2008