El Centro de Estudios Ambientales de Vitoria sigue sin tener nuevo director

El Ayuntamiento no logra cerrar la crisis de la entidad seis meses después

El Centro de Estudios Ambientales (CEA) de Vitoria lleva más de medio año sin rumbo. Ayer, la falta de quórum en el consejo rector volvió a dejar sin dirección el organismo que ha situado la capital alavesa al frente de las ciudades sostenibles de todo el mundo. Desde mayo pasado se encuentra descabezado el equipo que ha impulsado políticas urbanas como el anillo verde de espacios naturales que rodea la ciudad y que ha logrado la recuperación de humedales únicos como el de Salburua.

La crisis se remonta al pasado verano, cuando el entonces responsable, Luis Andres Orive, presentó su dimisión, ante la pérdida de confianza en sus proyectos por parte del nuevo equipo de gobierno dirigido por el socialista Patxi Lazcoz. Los portavoces de PP, EA y EB en el consejo rector no asumen, de momento, el cambio que se ha impuesto en la dirección de este organismo autónomo que impulsó el nacionalista José Ángel Cuerda y respaldó el popular Alfonso Alonso, con Orive en la dirección desde 1995.

De momento, sólo el PSE y el PNV han llegado a un acuerdo, que supone situar a un alto funcionario de Urbanismo, José Ramón Alonso, al frente del CEA y a una directiva del centro, Mónica Ibarrondo, como jefa del Observatorio de Sostenibilidad, un ente que iba a trabajar en proyectos destinados a certificar que lo sostenible no es un coste, sino que puede ser un beneficio. Estos dos nombramientos aventuran un perfil bajo para el CEA, en donde se apuesta más por la labor gestora que por el trabajo crítico.

Los portavoces de PP, EA y EB aducen para justificar el boicot a las dos sesiones del consejo rector en las que se iba a nombrarles el desconocimiento de los currícula de José Ramón Alonso y Mónica Ibarrondo. Pero la labor de estos trabajadores del Ayuntamiento es pública. En el fondo de su postura obstruccionista hay un respuesta contra el trato que está recibiendo el CEA. Este organismo ha emitido informes críticos con el Plan General de Ordenación Urbana y otras actuaciones municipales, desde que se puso en marcha en 1995. José Ángel Cuerda, primero, Alfonso Alonso, después, asumieron esas valoraciones independientes, muchas veces a pesar de fuertes presiones de constructores y entidades bancarias. Fuentes consultadas en el movimiento ecologista apuntan los riesgos que puede llevar el acallamiento o domesticación del pepito grillo del desarrollo urbano de Vitoria.

Se da la circunstancia de que Luis Andrés Orive colabora con el Ministerio de Medio Ambiente en algunos de su principales consejos asesores en materia de biodiversidad y políticas sostenibles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0029, 29 de enero de 2008.

Lo más visto en...

Top 50