Tráfico quiere estrechar los carriles para reducir accidentes

Nadal afirma que no se contempla la medida

Josep Pérez Moya, director del Servicio Catalán de Tráfico (SCT), expuso ayer una idea que se le había ocurrido: reducir la anchura de los carriles en las carreteras para que los conductores corran menos.

Su razonamiento era el siguiente: si se reduce la anchura de los carriles, aumenta el peligro y, por tanto, los conductores reducirán la velocidad. Pérez Moya hizo estas declaraciones ayer por la mañana en la emisora Catalunya Ràdio. Poco después, un portavoz del SCT matizaba que se trataba de una "idea en estado embrionario".

Tan embrionaria es que el titular de las carreteras, el Departamento de Política Territorial, que dirige Joaquim Nadal, señaló dos cosas al respecto: que no sabía nada y que no contemplaba la medida ni a corto ni a medio ni a largo plazo. Quizá por eso Pérez Moya no quiso fijar la fecha de inicio de este tipo de intervenciones en la red viaria catalana.

"Cuánto más ancho es el carril, uno tiene más sensación de que va a menos velocidad de la que podría ir", sostuvo el director del SCT, ya que "la anchura te ayuda a mantener la velocidad". Con esta medida, según Pérez Moya, también se ganaría "más arcén" para circular en situaciones de emergencias o para instalar nuevos carriles bus o de alta ocupación (VAO), destinados exclusivamente a autocares, autobuses y turismos ocupados por varias personas.

Pérez Moya aprovechó también para señalar que la limitación a 80 kilómetros por hora de la velocidad máxima en el área metropolitana ha servido para aumentar la capacidad de las autovías y autopistas. No obstante, la medida no fue propuesta para esto, sino para reducir la contaminación, asunto al que no hizo referencia alguna el director del SCT.

Las declaraciones del responsable de la organización del tráfico en Cataluña se producen en un mes que se cierra con alta siniestralidad. En enero, mes que él calificó de "muy duro", han muerto en las carreteras 27 personas, "el doble que en enero del año pasado", según él mismo. El pasado fin de semana cuatro personas fallecieron en tres accidentes de tráfico ocurridos en la red viaria catalana, algo que Pérez Moya calificó de "desastre". En toda la semana pasada murieron ocho personas al volante.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS