Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Precampaña electoral 9-M

La izquierda acusa a los obispos de hacer campaña a favor del PP

Los populares dicen que es "normal" que se pida el voto para quien se quiera

PSOE e IU censuraron ayer las recomendaciones de los obispos andaluces para las elecciones autonómicas y generales del 9 de marzo. Ambas formaciones les acusaron de hacerle la campaña al PP. Tras su reunión anual en Córdoba, los prelados andaluces publicaron un comunicado el miércoles en el que dieron unas "orientaciones pastorales" sobre los partidos a los que no se debe votar, que son los que no apoyan el matrimonio sólo entre hombre y mujeres y los que tienen "proyectos, más o menos explícitos, de ampliar la ley del aborto o de abrir el camino a la eutanasia".

También cargaron contra la asignatura Educación para la Ciudadanía y vaticinaron un empeoramiento de la "coyuntura económica" que afectará a la construcción y que provocará un gran aumento del paro principalmente entre los inmigrantes. El resultado podría ser "un aumento notable de la delincuencia", según los obispos.

Las críticas por estas recomendaciones llegaron desde la izquierda. El consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, destacó la "coincidencia" de los prelados con el PP. "En la Andalucía que quieren los obispos sobramos la mayoría de los andaluces y también, buena parte de los creyentes", dijo. La titular de Cultura, Rosa Torres, calificó de "aberración" el posicionaniento de los purpurados e ironizó con que algún miembro de la Iglesia se incluya en las listas del PP.

"Lo que está claro es que votar PP es votar sotana de obispos", dijo Diego Valderas, coordinador de IU. Algo parecido dijo Rosa Aguilar (IU), alcaldesa de Córdoba, quien recomendó a la Iglesia que no se meta "en política".

El encargado de salir al paso de este asunto en las filas del PP fue su secretario general en Andalucía, Antonio Sanz, quien de manera escueta pidió "respeto" para las manifestaciones de los obispos. Según su razonamiento, las opiniones de los prelados son "una prueba de que existe libertad y en un Estado democrático es lo normal, que cada uno pida el voto para quien quiera". Tibio se mostró Julián Álvarez, candidato de Coalición Andalucista (CA). Reclamó respeto y abogó por el derecho de los obispos "a tener su ideología y a defenderla como crean oportuno".

El ministro de Sanidad, Bernat Soria, reclamó al PP que aclare a la opinión pública si los obispos son sus portavoces. Y Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro de Interior, dijo no estar sorprendido, ya que los prelados "llevan en campaña bastante tiempo", concretamente desde la manifestación que hicieron en Madrid hace un mes, "que fue el pistoletazo de salida de la campaña electoral del PP".

También en contra del Estatuto

No es ésta la primera vez que los obispos andaluces se meten en política. Hace un año, en dos comunicados, arremetieron contra el nuevo Estatuto. La diferencia fue que el Gobierno autonómico optó entonces por hacer oídos sordos. Los sacerdotes fueron tan duros como ahora, pero en este momento los socialistas ven una oportunidad para sacar de un posible adormecimiento a sus potenciales votantes. Finalmente, el PP apoyó el Estatuto. La opinión de los obispos sobre la reforma del Estatuto fue publicada el 23 de enero de 2007 y contenía polémicos razonamientos: - Igualdad. "El Estatuto", decían, "hace concesiones a la ideología de género vigente, que propone una pretendida valoración neutra de la sexualidad humana de espaldas a los fundamentos antropológicos de la diferenciación de los sexos y de su complementariedad".

- Matrimonio. "El texto que se somete a consulta equipara los efectos jurídicos del matrimonio, y de la familia fundada en el matrimonio, a otro tipo de uniones. Esta equiparación inevitablemente acaba por debilitar y desestabilizar el matrimonio y la familia".

- Sistema democrático. "En el nuevo texto persiste una regulación de los poderes públicos claramente intervencionista, que atribuye a la Administración pública una capacidad para controlar demasiados aspectos de la vida social, con un protagonismo que pone en riesgo el desarrollo democrático de la sociedad"

- Aborto. "Algunos artículos pueden dar protección jurídica a graves ataques a la vida humana, que la ley debe tutelar y amparar desde el momento de su concepción y su fase inicial de desarrollo hasta su fin natural".

Los obispos andaluces ante los comicios

2008 (Gobierno del PSOE)

- - El peligro del totalitarismo, aún con apariencia democrática, es un peligro muy real".

- "Apoyo a la familia y al matrimonio basado en la unión entre el hombre y la mujer".

- "Ampliar la ley del aborto o de abrir el camino a la eutanasia deben ser claramente rechazados"

- "Esta situación [el paro, y especialmente en la población inmigrante], en una coyuntura difícil, puede dar lugar a un aumento notable de la delincuencia y de la inseguridad social".

2000 (Gobierno del PP)

- - - ""Debemos alegrarnos por la estabilidad de nuestro sistema democrático

- - - "Debemos conceder nuestra confianza a quienes prometan (...) el pleno respeto a (...) toda persona desde su concepción hasta su muerte natural; (...) al matrimonio y la familia".

1996 Gobierno del PSOE)

- "Nuestro voto debe también servir para ampliar y robustecer la democracia y para evitar o corregir sus posibles desviaciones"

- Se debe tener en cuenta la "forma de reaccionar cuando se descubren (...) casos o sospechas fundadas de corrupción"

- Contra "la tendencia a dejar sin defensa el más esencial de los derechos humanos -el derecho a la vida-, cuando éste afecta a los seres más débiles de la sociedad: los niños no nacidos y los ancianos".

- "El paro en Andalucía alcanza niveles especialmente preocupantes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de enero de 2008

Más información