Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Playa, barcas y bicis en el Manzanares

El proyecto, sobre la M-30 cubierta, costará 250 millones y estará acabado en 2011

En una de las salas del centro cultural Matadero se vislumbró ayer el Madrid del futuro, o dicho en términos urbanísticos, la segunda fase del largo y costosísimo soterramiento de la M-30.

Junto al río Manzanares habrá una playa -sólo para tomar el sol y "evocar el mar", según se dijo-, justo detrás del Matadero, un mercado de frutas, un embarcadero para botes de remo que podrán recorrer el río y hasta nueve pasarelas para peatones y bicicletas por donde se podrá cruzar de una ribera a otra. También se podrá correr un maratón o ir andando a lo largo de 42 kilómetros de itinerarios, y recorrer en bici hasta 32 kilómetros entre Getafe y el Pardo, por un parque lineal de Norte a Sur, o de Sur a Norte. Todo a lo largo de la ribera del río y de seis distritos (Moncloa-Aravaca, Centro, Arganzuela, Latina, Carabanchel y Usera).

Son algunas de las 142 actuaciones previstas en este Plan Especial llamado Madrid Río que ayer, con música celestial de fondo, gigantescas fotografías y vídeos animados programados para mostrar el porvenir, presentó el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón, arropado por gran parte de su equipo de Gobierno y con la presencia de representantes de la oposición.

Se trata de una de las transformaciones más importantes que vivirá la capital, que se abrirá al Manzanares a partir de 2011, dado que la ejecución está prevista para 2009 y 2010. Aunque muchos proyectos seguirán ejecutándose en fechas posteriores, según aseguró ayer el arquitecto Ginés Garrido -máximo responsable del plan desde que ganara el concurso internacional de ideas que se convocó para realizarlo-, que habló de 2015 y "más adelante".

El acerado, la iluminación y las pasarelas peatonales estarán listos este mismo año. A lo largo de 2008 se trabajará en la margen derecha del río, en la que se encuentra la Casa de Campo y la glorieta de Marqués de Vadillo, "posicionando el Manzanares en el centro de la ciudad, equilibrando los barrios y generando un modelo verde que incluya todos los parques del entorno", explicó el arquitecto responsable del proyecto, Ginés Garrido.

Si la pasada legislatura se centró en obras de las tuneladoras, que recorrieron gran parte del subsuelo de la ciudad por un coste final de 3.600 millones de euros para soterrar parte de la M-30, ésta se caracterizará por los proyectos en la superficie, que harán visible, en palabras de Ruiz-Gallardón, la "increíble transformación" de esta ciudad, por un precio "estimativo" de 250 millones de euros. Madrid Río es, junto con el eje Prado-Recoletos, la gran apuesta del regidor para esta legislatura.

"Este plan es un ejemplo de la capacidad transformadora de la política", dijo Ruiz-Gallardón, que reconoció estar cumpliendo un sueño, ya que "el proyecto surgió el día en que este alcalde tuvo un sueño, una visión", según aseguró la concejal de Urbanismo, Pilar Martínez.

Durante la presentación, en la que hubo tiempo también para citas del poeta José García Nieto y de Quevedo, nadie habló del agua. Los discursos incluyeron adjetivos como "refrescantes", "acuáticos", "hídricos", y se habló de playas, estanques, nuevas depuradoras y 13 kilómetros de nuevos colectores. ¿De dónde saldrá tanta agua?

Fuentes de Urbanismo aseguraron que el agua será la propia del río, "la de toda la vida". Eso sí, depurada y sin vertidos. Pero el río nunca ha tenido mucho caudal, y ahora está seco. "Sí tenía agua, pero estaba muy baja", responden en Urbanismo. "Ahora, con motivo de las obras, está represada y por eso parece que no hay, pero cuando esté listo el nuevo sistema de presas y el nuevo juego de compuertas, habrá más cauce y el nivel del agua será más alto". Desde la concejalía fueron claros y tajantes al respecto: "No se va a hacer nada especial para obtener agua".

Frente al desacuerdo existente entre oposición y Gobierno municipal durante la pasada legislatura respecto al proyecto de soterramiento de la M-30, esta segunda fase parece contar con el beneplácito de todas las partes. Algo que se ocupó de resaltar el alcalde y que después confirmaron los representantes del PSOE y de IU.

El proyecto, una vez aprobado en Junta de Gobierno, queda a falta del proceso de información pública, que durará dos meses (entre febrero y abril) y que permitirá a los ciudadanos hacer las alegaciones y aportaciones que consideren. Para ello se podrá consultar todo lo relativo al proyecto en la web www.munimadrid.es/madridrio.

Además, el Ayuntamiento iniciará una campaña de presentación del Plan a Consejos Territoriales, asociaciones de vecinos y colegios profesionales. Y, finalmente, deberá ser aprobado por el Pleno del Ayuntamiento.

"Se trata de una oportunidad urbanística y de geografía urbana excepcional, al nivel de la que tuvieron en Bilbao con la recuperación de la ría o en Barcelona con las olimpiadas", dijo el alcalde.

El concejal socialista Pedro Sánchez aseguró que estaban abiertos a la negociación y a la participación, "ya que hablamos de un proyecto que trasciende la presente legislatura". Por su parte, el portavoz municipal de IU, Ángel Pérez, dijo estar de acuerdo "si verdaderamente da como resultado una mayor calidad de vida, una mayor conectividad, mejor movilidad y favorece a esta zona de Madrid".

Gallardón no ocultó su satisfacción de haber presentado un plan contando con el apoyo de toda la oposición. "Es un proyecto fascinante en el que creo que debemos estar todos porque es una ordenación urbana que quedará durante siglos".

El alcalde no ha podido ver cumplido su sueño de ir en las listas del PP en las próximas elecciones generales. Ahora le queda el proyecto Madrid Río, el otro sueño del que ayer habló.

Cifras del proyecto

- Presupuesto estimado: 250 millones de euros

- Extensión: 820 hectáreas a lo largo de seis distritos

- Carril bici: 32 kilómetros

- Zonas verdes peatonales: 42 kilómetros (26.263 nuevos árboles)

- 250.000 metros cuadrados de dotaciones culturales

- Nueve aparcamientos para residentes (4.303 plazas)

- Nueve pasarelas peatonales nuevas

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de enero de 2008

Más información